Verduritas Salteadas

Los vegetales son parte importantísima en nuestra alimentación, porque sin ellos es casi imposible tener todos los nutrientes que se necesitan para que seamos nutridos, o sea, si no comemos vegetales vamos a ser subnutridos, y eso algo muy malo. Vegetales y verduras son alimentos completos y tienen gran cantidad de nutrientes, y lo más importante de la vida es que no nos engordan, porque tienen muy pocas calorías.

Además aportan vitaminas, minerales y fibra, que nos ayudan a tener y mantener una salud de lujo, o sea con esto te digo que hay que comer vegetales y no hay excusa, porque son fáciles de cocinar y hay algunos que ni necesitan ser cocinados, esta receta te va a enseñar a comer vegetales de una manera colorida y sabrosa.

 

Los ingredientes que vamos a necesitar son:

  • Aceite en cantidad necesaria (puede ser de oliva si tenés a mano),
  • 1 Cebolla grande
  • 1 Locote rojo
  • 1 Ramito de puerro,
  • 1 Ramito de cebollita de verdeo
  • 2 Zanahorias
  • 2 Pepinos
  • Medio zapallo mediano cortado en cubitos,
  • Orégano
  • Sal y pimienta (estos tres últimos ingredientes son a gusto, yo lo hago sin pimienta por ejemplo).

 

Ahora veamos cómo vamos a preparar todo esto, primero es lo primero dicen, cortamos los ingredientes en bastones o en cuadraditos, depende de como te guste más, ahora colocamos la cebolla en una sartén con una pizca de sal y la rehogamos o simplemente la hacemos hervir con agua; una vez que nuestra cebolla esté blandita agregamos el locote, y mezclamos. A seguir agregamos el puerro y la cebollita de verdeo, le ponemos más una pizca de sal para que pierda líquido, tapamos y dejamos cocinar a fuego lento. Cuando veamos que esta primera tanda de vegetales está blandita, le agregamos las zanahorias y nuevamente tapamos, cuando vemos que  las zanahorias empiezan a cocinarse, le agregamos los pepinos, el zapallo cortado y los  condimentos, probamos que todo esté cocinado, dejamos secar un poco y listo, tu receta está pronta.

cocina-facil-verduras-salteadas

 

A la hora de servir podés agregarle queso rallado encima, y también podés acompañar con arroz blanco, queda una delicia que te llena la panza, pero que no te hace sentir pesada.   ¿Que más le agregarías vos? ¡Contanos!