Utensilios de cocina que pueden ser tóxicos

Aunque no lo creamos, muchos de los utensilios que usamos a diario para preparar nuestros alimentos pueden ser altamente perjudiciales para nuestra salud, ya que la mayoría están hechos o recubiertos de materiales altamente tóxicos que pueden resultar sumamente graves para nuestra salud y la de los nuestros. Hoy hablaremos de cuáles son esos materiales y qué alternativas tenemos a ellos.

El primero del que hablaremos es el  teflón, mucha gente elige a éste por ser un material antiadherente, que lo hace conveniente y omnipresente en la cocina de casi todo el mundo, pero también es el más peligroso. Las propiedades antiadherentes de los utensilios de cocina recubiertos con teflón se logran gracias a un material llamado PTFE (politetrafluoroetileno), que es un polímero plástico que comienza a filtrar toxinas cuando se calienta a más de 300 °C. Esos humos tóxicos producen fiebre de humo de polímero, comúnmente conocida como gripe de teflón. No solo son peligrosos para las personas, sino también son fatales para las aves, como los loros y psitácidos en general. Otro compuesto químico que se encuentra en los utensilios de cocina de teflón es el PFOA (ácido perfluorooctanoico), que ha sido relacionado con diferentes tipos de cáncer. Aunque se cree que el PFOA está presente en cantidades tan ínfimas que no representa ningún riesgo para los humanos, vale la pena señalar que también se encuentra en muchas otras cosas cotidianas. Otros recubiertos pueden ser el PTFE y libres de PFOA (como el granito), pero solo es seguro usarlos mientras estén intactos.

Una opción alternativa puede ser usar utensilios de hierro fundido, que además te ayudan a aumentar el hierro en la sangre.

El segundo villano en la cocina es el aluminio

Existen infinidad de utensilios de este material, que además de ser barato también es muy resistente, liviano, versátil y reciclable, pero tiene sus peligros ocultos. Para empezar es un metal neurotóxico, niveles elevados de aluminio se han relacionado con varias enfermedades del sistema nervioso central, incluyendo el Alzheimer y la esclerosis lateral amiotrófica (ALS). Aunque los utensilios de cocina de este material usualmente están cubiertos, el recubrimiento es propenso a astillarse, liberando el metal tóxico en los alimentos.

Una buena alternativa al aluminio es usar utensilios de vidrio, el famoso pyrex es la salvación.

Los utensilios de cobre, lindos y decorativos, buenos conductores y con calentamiento uniforme y equilibrado, pueden ser una real amenaza a la salud. Igual que otros metales pesados, el cobre es muy importante para la salud humana en pequeñas cantidades. Pero en exceso puede provocar envenenamiento por metales pesados. Cuando el utensilio de cocina no está cubierto, puede liberar cobre al cocinar alimentos ácidos. Y cuando está recubierto, a menudo este contiene níquel, que es otro elemento tóxico.

Una excelente alternativa son los utensilios de acero inoxidable, un poco más caros, pero la salud no tiene precio.

Y por último veamos los utensilios con revestimiento de cerámica, se ven bien y parecen una opción segura al principio. Después de todo, en un 100 % es completamente seguro para cocinar. Pero una capa de ese material puede ocultar malos materiales. El revestimiento de cerámica suave no dura mucho y con el uso comienza a astillarse o a quebrarse con el uso diario. Cuando eso sucede, el plomo y el cadmio (que a veces se encuentran en el recubrimiento) terminaran en los alimentos y más tarde en el cuerpo. El envenenamiento por plomo es uno de los más peligrosos, y puede provocar dolor abdominal, dolores de cabeza, infertilidad, y otras complicaciones (en casos graves, coma y hasta la muerte). Incluso cuando el revestimiento está libre de plomo, los utensilios de cocina astillados o quebrados todavía pueden presentar peligros.

Una alternativa ideal utensilios de cocina de cerámica 100 %. Una de las mejores y más seguras opciones ya que están hechos con materiales completamente naturales, los cuales no son tóxicos y no se desprende ni se despegarán.

Así que mucho ojo con nuestros utensilios.

Déjanos tu comentario