Truquillos fáciles y baratos para eliminar rayaduras y manchas de tus muebles

Los muebles de madera son bastante duraderos, pero ciertas situaciones del día a día pueden dañarlos. Mudarse de casa, resbalones y niños traviesos pueden resultar en rayaduras y manchas. Pero calma, a no desesperar, fijate acá estos tips para revertir los daños con soluciones fáciles y baratas.

Nueces

Se pueden remover rayaduras superficiales con una nuez, o cualquier otra oleaginosa que no sea áspera y que sea fácil de usar. Aplicá la nuez directamente sobre la rayadura y después pasale un pañito seco.

Dentífrico

Para tirar manchitas de lápiz o bolígrafo, esfregá levemente la superfície com um paño humedecido con agua y pasta dental.

Aceite de banana

Encontrado facilmente por un precio bem baratito en farmacias, el aceite de banana es conocido por preservar el esmalte de uña por más tiempo, pero este producto también puede ser usado para restaurar las rayaduras de los muebles: basta aplicar con un algodón humedecido en las  áreas dañadas.

Cera de abeja

Para amenizar las rayaduras más profundas, llená los espacios dañados con cera de abeja y nivelá con un paño seco. Este producto puede ser encontrado en tiendas especializadas en esencias e ingredientes para perfumería artesanal.

Corrector

Puede ser usado para restaurar pequeños daños en muebles blancos, usá el pincel aplicador del producto y listo.

Aceite de oliva  y vinagre

Con el aceite de oliva o cualquier otro aceite de tu preferencia y vinagre, podés hacer una lustra mueble casero que devolverá el brillo a la madera rayada. Para que tus muebles no se queden con olor a fritura podés colocar alguna esencia en la mezcla.

Plancha

Para manchas causadas por el calor, usá una plancha a temperatura baja por encima de trapitos de cocina. Esta técnica no es recomendada para muebles laqueados o con una camada gruesa de barniz.

Déjanos tu comentario