Truquillos de fotógrafos pro para mejorar nuestras fotos

Hoy te vamos a contar tres de los trucos más básicos que sigue todo fotógrafo profesional para sacar fotos, ya sean en interiores, exteriores o retratos.

Estos tienen que ver con definir los puntos de interés, ser lo más natural posible y que la foto se vea bien. Son trucos muy sencillos que deberías empezar a usar para tomar cualquier tipo de foto.

El primer truco capaz es más complejo. La idea es tomar en cuenta todos los puntos de interés que pueden existir en una imagen y permitir que se vean lo mejor posible. Sí, hay casos en los que querrás centrar toda la atención en una persona u objeto, pero en muchas ocasiones querrás enfocar un punto de interés sin olvidarte de los otros. Es algo complicadillo y vas a tener que jugar un poco con los ajustes de tu cámara.

Un buen ejemplo es al tomar fotos en interiores. Es bastante común que en las fotos tomadas dentro de casas o edificios las ventanas se vean tan brillantes que no se distinga lo que hay detrás. Para ello recomiendan disminuir la exposición hasta que se distinga lo que hay en la ventana, enfocando ese objeto. Una vez lo hagas enfoca otro objeto de interés en el interior y sacá la foto.
Lo siguiente que debes hacer es subir la exposición de la foto, durante la edición posterior, para que todo se vea casi a la perfección. Este es uno de los proceso de edición más sencillos que existen.

El segundo truquillo tiene que ver con retratar personas. Es común que muchos busquemos la típica pose sonriendo ante la cámara, pero en muchas ocasiones se ven y se sienten forzadas.

En lugar de forzar una pose intentando imitar a la modelo de esa revista, intentá dirigir a las personas a las que retratarás. Hacelos reír, bailar, hacer algun gesto simpaticón y capturá el momento siguiente, cuando se lo estén disfrutando de la forma más natural posible. El resultado será glorioso.

Por último, se debe tomar en cuenta una de las reglas más importantes de la fotografía: buscar la mejor luz posible.

Antes de sacar una foto buscá que el objeto o persona se vea con claridad. Si es de día, intentá esperar a la llamada “hora mágica” en la que el Sol y las nubes forman una especie de caja de luz para fotos naturales. Normalmente eso pasa antes del atardecer.

Igual eso no quiere decir que no podrás experimentar y jugar con la luz. A veces una luz fuerte ayuda a jugar con las sombras y se pueden lograr grandes resultados. De cualquier manera, la regla se mantiene: la iluminación es tu mejor aliada al momento de sacar una foto.