Trabajo social: Inspiración para un Paraguay mejor

“Ayudame a ayudarte, porque el mundo puede cambiar” pudiera ser la puerta de entrada, para interiorizarnos con esta vocación de servicio, conocida como “Trabajo social”. El amor al prójimo, las ganas de un mundo mejor, más equilibrado, con menos sufrimiento, son bandera de toda trabajadora social, que partió con un sueño y poco a poco se va acercando a verlo realizado, siempre con la ayuda de otras personas, mujeres, en su mayoría, formando una cadena cada vez más fuerte que tira del mismo objetivo… Una vida digna en nuestro querido Paraguay.

Desde niños hasta el adulto mayor, todos son protagonistas en el día a día de una trabajadora social. En cada caso nuevo, no existen treguas, no hay rendición, todo lo contrario, cada nueva historia es inspiración y motivación para mejorar la vida de esas personas, un caso a la vez.

En las palabras de Soraya Bello, trabajadora social en nuestro país:

“Ser mujer todavía es difícil en nuestro país. Si bien hay una lucha y hemos podido avanzar en materia de derechos y reconocimiento. Y eso, es doblemente mayor para mujeres pobres. Si a nosotras con títulos o másters nos cuesta, imagínense a las niñas que son madres y que dejaron el colegio. No solamente las maltrata la sociedad sino su familia también. No tienen acceso a métodos de salud, educación sexual y son violentadas.”

En nuestro país, el mayor desafío con el que se encuentran estos profesionales es la elaboración de políticas públicas sociales, acorde a la realidad social actual. El camino aún es largo para erradicar del todo los casos de extrema pobreza, la exclusión social, educación para todos, la violencia intrafamiliar entre tantos otros temas con los que se enfrentan actualmente los trabajadores sociales.

Déjanos tu comentario