Tonsilolitos y mal aliento

Tener una buena imagen depende de varios factores y uno de esos factores importantísimos es mantener una buena higiene bucal para así evitar olores desagradables, muchas veces eliminar esta incomodidad depende exclusivamente de cepillarnos los dientes después de las comidas, otras veces son causas un poco más profundas, como los tonsilolitos, que provocan un mal aliento terrible.

 

Ahora, ¿Qué son los tonsilolitos?

Los tonsilolitos son cálculos calcificados que se forman en los agujeros de las amígdalas, para quienes se las extrajeron de niños esto no sería un problema, aunque a veces pueden formarse en las paredes mismas de la garganta, estas “piedritas” por así llamarlas además de ser incómodas pueden causar una inflamación de los tejidos donde están acumuladas, y esto nos causa un dolor de garganta absurdo.

 

Estas piedritas se forman de la acumulación de comida en esa zona de la garganta, son de color blanco o amarillento y muy, pero muy malolientes; además pasado un tiempo comienzan a proliferar bacterias, células muertas y otras cosas como resultado del proceso de digestión.

 

¿Por qué aparecen?

No se sabe con exactitud por qué aparecen los tonsilolitos, aunque existe un proceso de calcificación en estas piedritas a pesar que los niveles de calcio son normales.Los tonsilolitos a pesar de no ser peligrosos, producen una inflamación repetitiva y permanente, y como resultado de esto aparecen fibrosis, que es tipo una cicatrización donde se depositan sales orgánicas y se vuelven a formar piedritas de forma constante y por consiguiente las inflamaciones tan molestas.

 

Si bien dado un tiempo los tonsilolitos son expulsados (cuando alcanzan un tamaño considerable y ya no caben en donde están alojados) parte esencial para evitar o amenizar la aparición de los mismos es una buena higiene bucal, cepillarse los dientes después de las comidas es esencial. además el uso de hilo dental debe ser prioritario. Otra forma de combatir éstos es hacer gárgaras con vinagre, que ayuda a la disolución de las sales de calcio, podés mezclar en ¼ taza de agua tibia y le agregás una cucharada de vinagre. Otra buena idea es hacer gárgaras con enjuague bucal. Gárgaras con agua y sal también pueden ser efectivas para la prevención y el crecimiento de los tonsilolitos.

 

Algo importante también es consumir probióticos (son bacterias benéficas) ya que éstos ayudan a evitar que tonsilolitos que pueden desencadenar alguna enfermedad crezcan. Igualmente es importante siempre acudir a un Otorrinolaringólogo para que te pueda orientar y ayude a solucionar el problema.

 

 

Déjanos tu comentario