¿Todo tiempo pasado fue mejor?

¿A veces hablás con otras personas acerca del pasado?. Rememorando series de televisión, los boliches de moda, el tipo de ropa que se usaba y ni qué decir acerca de esos “raros peinados nuevos” que marcaban la tendencia del momento. Para muchos, recordar el pasado deja una dulce sensación de frenesí, cuántos más recuerdos aún mejor. La sensación de felicidad es producida gracias a las hormonas que el cuerpo libera al ir por ese camino de viejos recuerdos.

libro-gloriosas-cul

Según varios estudios, recordar el pasado a través de diferentes estímulos, además de hacernos sentir más felices, ayuda también a combatir la ansiedad.

En cuanto a la nostalgia, desde el punto de la psicología, se pueden decir unas cuantas cosas:

  • En la gran mayoría de los casos, lo que se recuerda tiene relación con uno mismo, que se relaciona con más contenido.
  • Lo qué más se suele recordar son a los seres queridos y en segundo lugar los momentos vividos que han sido importantes para uno.
  • Por lo general son los momentos positivos los que más se recuerdan frente a los negativos.
  • Cuando se recuerdan vivencias negativas, el carácter termina siendo positivo a través de una “secuencia de redención”: se recuerda haberlos superado o haber prosperado a pesar de ellos, al final, terminan siendo lecciones aprendidas.
  • El “disparador” más común de este tipo de recuerdos es el afecto negativo, o sea, sentirse mal, especialmente de forma prolongada como cuando nos sentimos solos y tristes.

recordando-gloriosas-cul

¿Cuál es el juego en el que empleaste horas y horas cada vez que terminabas los deberes? ¿Banquero? ¿Ludo? ¿Damas? Está comprobado que, ya sea recordar estos juegos y las conversaciones que se generaban mientras jugábamos, volver a escuchar una canción de otra época o releer un libro, produce bienestar, aumenta la autoestima y hasta mejora las relaciones interpersonales.

Así que, nada mejor para salir de un bajón que reeler ese libro que tanto te gustaba o ver esa película que tanto te divertía.