Tips esenciales para adentrarse a la jardinería

Tener un jardín es un sueño que todas tenemos, verlo hermoso, verde y glorioso es la idea de un jardín, pero a veces la realidad es otra ya que tener un jardín como Dios manda conlleva esfuerzo y bastante dedicación, por eso aquí te traemos unos tips para iniciarte en este maravilloso mundo.

Primero es lo primero, tenés que decidir que querés hacer con tu jardín, o sea qué tipo de jardín querés, un lugar para que los niños y mascotas jueguen, una huerta o un jardín florido. Puede resultar difícil combinar todo lo que deseas en un jardín. Por lo que es recomendable ponerse ciertos límites, por lo menos al inicio. Y es que, crear tu propio Edén privado, va a llevar un buen tiempillo. Por eso tenés que ponerte a pensar que es lo que realmente querés y podés, porque niños mascotas y jardines floridos a veces no son una buena combinación, así que tenés que ver qué hacer en concordancia con tu realidad. A mí me encantan los jardines con flores, pero como tengo perros me mean en las plantitas y me las queman todas, por lo que mi jardín es más verde y con plantas resistentes y no toxicas para los perros.

Si te compraste o mudaste recién a una casa o apartamento nuevo, que ya tiene un disque jardín, lo ideal es que la primera temporada te la tomes con mucha calma. No va a ser una rareza que encuentres una tierra infértil para tus nuevas plantitas y que todo lo que plantes se te muera, ahí vas a tener que ir haciendo el trabajo de alimentar la tierra de a poquito para que puedas crear tu propio jardín, esto puede ser frustrante a la primera, pero a no desanimar.

Otro punto importante es saber hasta dónde podés llegar, o sea la clave está en lograr el equilibrio entre tiempo disponible, conocimientos y posibilidades económicas. Para muchas jardineras, buena parte del encanto reside, precisamente, en hacer todo el trabajo por su cuenta. Ya otras, prefieren contratar los servicios de diseñadores de jardines o de paisajistas profesionales (que si somos mortalmente sogués no es nuestro caso). Pero sería genial si podés hacer que toda la familia participe en el proceso, especialmente los chicos que viven aburridos.

Las condiciones climáticas también son un factor importante a hora de hacer nuestro pequeño paraíso,  y este es uno de los motivos por los que tendríamos que consultar en algún vivero cuáles plantitas podemos comprar de acuerdo a nuestro clima, o sea 400 grados de calor cada verano, 300 grados bajo cero en algunos días invernales.

En el próximo artículo te daremos más tips para iniciar la aventura de la jardinería.

Déjanos tu comentario