Tendencia: cejas decoloradas

Varias celebridades y modelos ya han adoptado la tendencia de las cejas decoloradas. Descubre como lograr este efecto en casa sin accidentes.

 

Pareciera que las cejas decoloradas ya estaban destinadas a ser  tendencia luego de que pasemos por las cejas marcadas e intensas. Varias celebridades como Hailey Bieber ya las lucen hace tiempo, incluso antes de que sean tendencia.

 

Pero, ¿entonces por qué han regresado las cejas sutiles? Al parecer hay una razón de peso que te puede convencer de hacerlo y a continuación te la revelamos cómo hacerlo tú misma y lograr el look deseado desde el primer intento.

 

 

¿Por qué volvieron las cejas decoloradas?

Algunos expertos creen que se debe a una reacción ante la tendencia de las cejas marcadas. Otros expertos definen esta tendencia como una manera de abrir la mirada y de tener la libertad de dibujar la ceja que quieras. No te das cuenta del impacto que tienen las cejas en un rostro hasta que te deshaces de ellas. Al hacerlo, logras un estilo futurista y muy en tendencia adoptado por celebridades como Kim Kardashian y Miley Cyrus.

 

¿Cómo decolorar las cejas en casa?

Si quieres intentar esta nueva tendencia en tu rostro, te recomendamos ir de menos a más. Lo más importante es asegurarte de usar productos de buena calidad y verificar antes que no seas alérgica a ninguno de ellos. Para ello, primero debes consultar con tu dermatólogo y luego probar una mínima cantidad en tu brazo según las indicaciones del producto. Una vez que confirmes que no eres alérgica al decolorante, comienza decolorando primero un par de tonos para que te veas más fresca.

 

 

Esto bien lo puedes hacer con polvos decolorantes de vello facial dejando actuar de 5 a 7 minutos o con maquillaje en gel para cubrir todas las cejas. La clave está en ir de a poco.

 

Sino, la otra opción es ir a tu estilista preferido que te va a poder asesorar bien y diseñar tus cejas perfectas. Si no quieres ir por los decolorantes, puedes optar también por maquillar tus cejas en tonos un poco más claros para probar si te gusta o no el efecto.

 

Y ahora que sabes como hacerlo, ¿Te sumas a esta tendencia?