Susy Florentina Báez, del trabajo al color – Gloriosas del Paraguay

Hay historias que comienzan con una decisión bien firme y un conocimiento exacto de lo que queremos hacer y otras, como la de nuestra gloriosa de hoy, son esas que la propia vida va diseñando hasta mostrarnos todo lo que podemos hacer con esfuerzo y trabajo y mucho más. Conozcámosla.

 

Con sus 62 años de edad, Susy está casada y ya tiene dos hijos varones crecidos. En el día a día se levanta temprano, prepara sus cosas, desayuna con su marido y su hijo menor y luego va a su local para ver que todo esté en orden y limpio y es allí donde queda a la espera de sus clientas.

 

La vida puede darnos pequeñas señales o a veces grandes para mostrarnos cuál es nuestro camino y es así que habiendo comenzado y trabajado con corte y confección nuestra gloriosa decidió y tuvo que retirarse de ese rubro. Debido a una grave enfermedad contraída por una tía muy querida, comenzó a dedicar sus tiempos al cuidado y protección de su familiar.

 

Inesperadamente fue así como todo inició: su tía era una persona muy débil y no podía siquiera lavarse la cabeza y mucho menos peinarse o secarse. El cuidado del pelo la atrapó y le dio esa motivación que le faltaba. Consecuentemente buscó trabajo en el área y gracias a una prima entró a la peluquería del renombrado Dino Gallitelli quien le dio la oportunidad de trabajar y aprender con él desde abajo. Inició sus labores como limpiadora y empezó así a forjar su carrera como colorista profesional. Pasó prácticamente la mitad de su vida trabajando y aprendiendo allí.

 

Lo más difícil para nuestra protagonista fue el decidir ser una buena profesional pues sabía la cantidad de esfuerzo que requería el ser excepcional en este rubro. Lo tomó como un desafío: el sacar un buen color y entender lo que realmente el cliente quiere, el color o las mechas tal cual sea su decisión o forma. Posteriormente, luego de algunos años, decidió retirarse de su local de trabajo para lanzarse al mercado y abrir su propio negocio, su Salón del Color.

 

thumbnail_IMG_2918

 

También nos contó que en el tiempo y el camino desde que abrió su local, se siente orgullosa de sus hechos y hoy por hoy, de encontrarse hace ya 5 años en Villa Morra, un barrio de alta concurrencia en la ciudad de Asunción. Esto lo hizo gracias a su esfuerzo, a Dios y a su familia entera según sus propias palabras.

 

IMG_9784

 

 

Finalmente se despidió de nosotras con las siguientes palabras:

 

Quisiera agradecer a Gloriosas de Claro por darme la oportunidad de contar mi historia y también poder decirles a las chicas que se animen a cambiar de look con un buen color, unas mechas, y que lleguen a estar cómodas y felices consigo mismas, realcen su belleza con el pelo sano y bien tratado .

Para mi en lo personal, el pelo de una mujer habla de lo mucho que ella se quiere a sí misma. Gracias.

 

 

 

Déjanos tu comentario