Suelos negros para tu hogar

El color negro siempre ha sido y será por excelencia, el color de la elegancia, de lo refinado, del buen gusto. Hoy este color conquista nuestros hogares, desde el suelo, los pisos se visten de gala, dándole un toque de buen gusto a nuestra vivienda.

Para utilizar el color negro, sólo hay que tener en cuenta unas sugerencias básicas para combinarlo tanto con los muebles como con los colores de las paredes y de los accesorios del hogar.

Mezclas con personalidad

La utilización de una paleta en tonos negros, grises y blanco. Un ambiente neutro, muy refinado. Estos colores se pueden utilizar para diferenciar un ambiente de otro, por ejemplo; una cocina con tonos claros a los que se les puede añadir frescura gracias a la utilización de plantas tanto decorativas como de uso para la cocina. Para la sala de estar, se podría utilizar sofás de color oscuro y muebles grises con complementos blancos para agregar luz al ambiente.

También se puede optar por los contrastes. Suelo negro combinado con colores llamativos como un verde pistacho, o un amarillo brillante. Algún detalle o espacio en rojo crea un contraste maravilloso con el suelo negro.

Negro con negro, también es una opción muy válida, sobretodo con espacios grandes en donde se puede experimentar con colores y texturas, por ejemplo un salón con el piso negro y una pared negra decorada con un espejo gris, un accesorio como una lámpara en acero inoxidable, un sillón blanco con un tapizado colorido que rompa con la monocromía del ambiente.

Puntos a tener en consideración

Hay que tener cuidado a la hora de decorar con el color negro. Tener un suelo negro y muebles negros o muy obscuros con poca iluminación natural es un rotundo no. El espacio se vería muy sombrío y recargado.

No conviene olvidarse de la importancia de la luz; el negro absorbe todo el espectro de los rayos del sol, así que debemos compensar esa perdida de luminosidad con cortinas claras y muy translucidas, no queremos que nuestra casa sea lúgubre.