Será que debo tener una cuenta conjunta con mi pareja

Primero es lo primero, tenemos que saber los tipos de cuentas que existen, y básicamente son tres:

  1.  Cuenta individual: es la que solo una persona puede moverla y para que otra persona pueda usarla, es necesario tener un poder.
  2.  Cuenta conjunta con dos o más personas: todos pueden mover esta cuenta individualmente, sin la necesidad de tener un poder firmado que autorice a nadie a hacer movimientos.
  3.  Cuenta simple (cuenta E): todos los participantes de esta cuenta necesitan autorizar los movimientos, o sea siempre se va a necesitar que todas las partes firmen, por ejemplo en el caso de los cheques y otras transacciones.

 

Cando decidís unirte en matrimonio con otra persona, son necesarios hacer una serie de acuerdos de convivencia (sí, puede ser un embole, pero o si no no funciona la cosa). Una de esas decisiones será sobre como se van a encarar las finanzas de la pareja. No es que la felicidad dependa de la cuenta bancaria, pero tener una vida financiera saludable y organizada, ayuda y mucho en mantener la armonia en la vida de la pareja, evitando conflictos nada necesarios.

Al final ¿Al final que es lo mejor? ¿tener o no una cuenta conjunta? y bueno todo depende…anike tu otra mitad sea re badulaque y desaparezca con la plata de los dos, pero volviendo a otras realidades, más importante que tener cuenta conjunta o no, es tomar decisiones conjuntas en realción al dinero. La pareja tendrá tipo una sociedad de vida y con el tiempo los gastos comunes van a aumentar, como cuando tengan hijos por ejemplo, por eso se hace necesario establecer qué estilo de vida se irá a adoptar. La responsabilidad del planeamiento financiero y la ejecución del mismo es responsabilidad de la pareja.

Por ejemplo como se pagarán los gastos, quien paga qué, no hay regla para esto y todo dependerá si ambos en la pareja trabajan y cuanto gana cada uno (ideal es siempre que trabajen los dos).

Algunas parejas deciden tener una cuenta conjunta para gastos comunes, como cuentas de la casa y de los chicos, y cuentas individuales para otros gastos personales, otras ya prefieren tener solamente una cuenta conjunta para todos los gastos; de cualquier manera lo más importante es que independientemente del tipo de cuenta que elijan, las desiciones financieras estén de común acuerdo.

Déjanos tu comentario