¿Qué tal comer más frutitas entre nuestras comidas?

Las frutas no son muy populares entre las paraguayas y paraguayos en general, te vas a cualquier café y te ofrecen como desayuno un jugo de naranja, café con leche y un croissant, o tostadas con margarina o manteca, siendo que el desayuno según los nutricionistas es la comida principal, bueno, la verdad verdadera para mí el desayuno no existe, me tomo un café negro y listo, o sea eso no se hace porque te funde el estómago enserio, ¡te digo por experiencia propia! en fin, hora de almorzar y si no comemos carne luego parece que no comemos y nos morimos de hambre el resto de la tarde, y para pasar esas ganas de comer algo le estamos siempre bajando un chocolatito, un alfajorcito… y sí ¡comemos re mal!

Ideal es incluir frutitas entre las comidas, yo jamás comí fruta y si me ofrecían mi cara era “ofrecé algo con más consistencia” ¡gorda de alma pues soy! pero de a poco y con esfuerzo comencé a incluir frutas entre mis comidas, porque las fibras te ayudan bastante a procesar otros alimentos, entonces te voy a hablar de cinco frutítas increíbles que son re – fáciles de encontrar.

La banana, fruta deliciosamente fotogénica, esta fruta no puede faltar entre tus comidas, es una espectacular fuente de potasio (¿viste cuando te dan calambres?; bueno es porque te falta potasio), además son ricas en vitaminas del complejo B y C, y aunque no creas ayuda a regular la presión arterial, esta fruta es genial para comer entre comidas, viste cuando tenés esos antojos de comer algún dulcito, bueno la banana es un excelente sustituto ya que tiene tritófano, elemento que aumenta los niveles de serotonina, que es la hormona del bienestar.

Pero cuidado con las bananitas, pueden engordar y ¡no te las comas con dulce de leche gordi!

La sandía, riquísima en betacaroteno, ¡es una de las frutas que más agua tiene! la verdad es pura agua, y también es rica en vitaminas del complejo A y B. Ayuda a limpiar tu sistema digestivo, tanto en los intestinos como en el estómago mismo.

Limón, mi fruta predilecta, se me hace agua en la boca de solo pensar en un limoncito bien ácido jaja, el limón es capaz de metabolizar las grasas y disminuye la síntesis del colesterol y de los triglicéridos, si esas cosas que en tu análisis de sangre salen todas desniveladas, y que el doc siempre te dice que tenés que controlar, o sea yo escucho eso todo el tiempo porque ya viene en mi genética y encima yo le ayudo llenándome la panza de “picaña” con mucha gordurita. Además el limón tiene bastante vitamina C que ayuda a que no te engripes demasiado, también es buenísimo para ayudar a absorber el hierro y tienen sustancias que combaten el aparecimiento de tumores.

La piña. otra fruta deliciosa y refrescante, ¡amo la piña! esta fruta linda y amada tiene una sustancia que se llama bromelina, que ayuda a digerir carnes y otras proteínas (una rodajas de piña después de un asadito, ¡santo remedio!)

Y finalmente la frutilla, que estamos justo por entrar en la época, esta frutita es tipo el equivalente al vino, ya que tiene polifenoles que protegen contra problemas vasculares relacionados al corazón, ¡¡¡pero no te las comas con azúcar y chantilli!!! comela pura que así te sirve más.

 

¡A meterle frutas chicas!

Déjanos tu comentario