¿Qué pasa cuando necesito subir de peso, y simplemente no puedo?

Me considero una persona joven (aunque a veces mentalmente me siento más vieja que mi abuela), saludable (si no fuera porque tuve gastritis y de vez en cuando me dan unos ataques y todo mal) y activa (caminar 6 kilómetros todos los días calculo que es hacer ejercicio), pero de unos años acá, me sentí como que no tenía fuerzas, me costaba alzarle en brazos a mi gata que pesa 4 kilos, tipo no va a ser, entonces llevar la compu de 14” en la mochila luego ni que se diga, parecía que estaba llevando upa un oso polar (sí exagero, pero por ahí), entonces en unos de esos momentos de sincericidio le dije a mi marido: “¡Boludo, no sé que me pasa, no tengo fuerzas para nada, tipo me canso de alzarle al periquito!” el tipo me responde “¡loca, andate al medico, mirá si es un cáncer, porque viste que el cáncer da fatiga crónica!” sip, el tipo más exagerado que yo jaja.

 

Entonces marco consulta y voy al médico, el doc me manda hacer un montón de estudios y bueno, en la siguiente consulta, me pregunta que qué edad tengo, sensible ya porque a esta altura ya no quiero contar mi edad y tipo la vez pasada ya le dije, en fin le digo que 37, ahí me pregunta que cuanto mido que bla bla bla, en fin en resumen todos mis análisis están bien ¡PERO! como estoy medio cuarentona y no hago ejercicio (sí o sea caminar 6 km todos los días no es ejercicio) el fulano me dice que por lo que ve en mi aspecto general y porque a lo mejor ya voy a entrar en la pre-menopausia (¿QUÉ? ¡HIJO DEL MAL!) estoy perdiendo masa muscular, a lo que me recomienda que me vaya a un gimnasio y a una nutricionista, tipo para recuperar masa muscular.

Allí se va ella con su calza y su champión Neike, a ver que onda, le atiende la recepcionista re simpatica, con sonrisa de oreja a oreja (ahí ya pienso luego ¡qué buena onda!) y ella me agenda una evaluación física y entrevista con la nutricionista, y comienza el mambo, en fin me hacen el no sé qué, índice de masa corporal, que es tipo un cálculo de tu peso dividido por tu estatura al cuadrado, algo así o al revés. En ese momento estaba con más grasa que músculo y la meta era subir tres kilos en músculos… y ahí que me voy a la nutricionista y bla bla bla bla, en líneas generales como sano, pero poco, así que tenía que comer más, ahí la tipa le baja medio kilo de queso sándwich por semana para ganar peso… y se empieza a sentir cansada, y sube las escaleras ¡como si fuera que está subiendo el Everest! en fin me voy al cardiólogo porque me va a dar un infarto (según yo) y nada, todo estaba bien, peeeeeeeero, el colesterol se me subió al techo, ¡¿cómo así?! hago deporte (sí porque me tengo que ir al gym) como sano (sí pero medio kilo de queso sándwich por semana es mucha gordura), en fin me voy de vuelta a la nutricionista y le digo que ya no puedo comer queso sándwich porque la flaca tiene colesterol alto.

En síntesis, se pasaron 8 meses, todos los días después del gym (¡SÍ PORQUE HAGO 45 MINUTOS DE FIERROS!) siento que me voy a morir de un infarto, ¡encima tengo que caminar 10 MINUTOS HASTA MI CASA!, llego y ¡me como TODO!, hasta los imanes de la heladera por ahí… mi gordura se convirtió en músculo, pero no gané ni un kilo, al contrario perdí tres, y ahora mi masa muscular me dice que estoy en “delgadez aceptable” en fin, sigue la lucha comiendo el doble (pero todo light, porque viste que el colesterol…)

Vamos por 8 meses más… a ver que onda… porque sí, ¡tengo que subir de peso y no subo!