¿Qué hacemos estas vacaciones?

Estamos cerca de el receso de las clases, la recarga de energía de los chicos antes de pasar al segundo semestre escolar. Es el momento en que pasan de tener una rutina muy marcada de lunes a viernes a no tener nada que hacer en todo el día. Lo más lógico es que se instalen frente al televisor o a la computadora por interminables horas.

¿Qué podemos hacer como padres para limitar esta exposición?. Según expertos en el tema, los niños pequeños hasta los dos años no deberían mirar televisión, cómo esto es casi imposible hoy en día, lo que se sugiere es poner un horario y alternativas para evitar el aburrimiento y los berrinches.

Mano firme y nada de ceder ante la insistencia de los chicos para volver a prender el televisor o la computadora. Para los chicos más grandecitos, hasta doce años, se pueden buscar actividades fuera del hogar, como una colonia de vacaciones o algún curso relacionado al arte, música, teatro, baile, son excelentes actividades para los chicos. En donde, además, pueden conocer a otros niños de su edad y formar nuevas amistades.

Es importante limitar a los niños a la hora de ver televisión o navegar en internet, sea en la computadora, la tablet o el celular. Se deben buscar caminos para incentivar a la creatividad y tratar de compartir más tiempo con los hijos.

tv

A partir de los ocho años, los hijos pueden utilizar el “estoy aburrido” como método de presión para que los padres cedan y los dejen hacer lo que quieran. Hay que saber sostener el límite y no permitir que esa angustia de no saber que hacer en el momento, esa es una oportunidad para que surjan ideas y posibilidades, tanto de parte de los chicos como de los grandes.

En un mundo perfecto, los expertos en pediatría recomiendan el uso de televisores y computadoras sólo por dos horas al día. A la hora de la verdad, los que tienen hijos, saben que eso puede llegar a ser posible pero con mucho trabajo. La idea en general es, restringir el uso de esos aparatos electrónicos, se pueden hacer horarios específicos para cada cosa y crear una lista de actividades y alternativas para que el aburrimiento no sea el rey de la casa.

Como sugerencia de actividades, podemos recomendar; leer, dibujar, pegar figuritas, hacer collage, jugar juegos de mesa, entre tantas otras cosas que los adultos solíamos hacer a la edad de nuestros chicos. Se pueden crear espacios con materiales con los que puedan entretenerse, siempre dependiendo de la edad y la habilidad del chico, por ejemplo, se puede tener a mano, plastilina, globos, palitos de helados para construir diferentes cosas, temperas, papel, telas, hasta palanganas con agua (siempre y cuando no haga tanto frío) para que puedan entretenerse inventando, haciendo barquitos de papel, coloreando y por sobre todo, divirtiéndose lejos de las pantallas iluminadas.

Para los más grandecitos, se pudiera compartir la cocina, una introducción al arte de cocinar, por lo general puede ser muy divertido y es una actividad que se puede hacer en familia.
Por último, podemos organizar citas para jugar con sus mejores amigos. La idea es compartir y entretenerse sin tanta televisión o computadora durante estas vacaciones.

Déjanos tu comentario