¿Qué es un bonsai?

Creado por los chinos hace muchísimo tiempo, el Bonsái es parte de una tradición de realizar mini paisajes, que en realidad eran reproducciones de paisajes de tamaño normal, existía como un a especie de magia rodeando la capacidad de hacer paisajes, cuanto más pequeños, más impactantes. Se creía además que tenían propiedades mágicas.

Los japoneses muy vivos copiaron este arte y a partir de allí lo popularizaron, emergiendo un estilo japonés bastante característico. En lugar de simular paisajes enteros, los japoneses comenzaron a cultivar los árboles individualmente, y estos arbolitos son lo que hoy conocemos como Bonsai.

Con el transcurrir de los años han sido desarrollados varios estilos de Bonsai, los cuales sirven para clasificarlos, además estos evocan situaciones y circunstancias muy parecidas a las que acontecen en la naturaleza, como la floración y las frutas.

Entre los diferentes estilos de bonsai podemos citar:

Bonsái estilo escoba (Hokidachi)

Este estilo escoba es bueno para árboles frondosos de hoja caduca con ramas finas. El tronco es recto y no llega hasta el ápice; la ramificación comienza a un tercio de la altura hacia todas las direcciones. Así se produce una copa en forma de bola, que queda muy bonita cuando caen las hojas.

Bonsái estilo vertical formal (Chokkan)

El estilo vertical formal es muy común en el arte del Bonsái. Este estilo se encuentra también a menudo en la naturaleza, especialmente en lugares con mucha luz. El tronco recto debe mostrar claramente una conicidad; o sea, la parte inferior tiene que ser más gruesa que la parte superior. Las primeras ramas crecen a un cuarto de la altura del tronco. Una rama forma el ápice; por tanto, el tronco no es el punto más alto del árbol.

Estilo Bonsái madera flotante (Sharimiki)

Con el tiempo, en algunos árboles aparecen zonas del tronco sin corteza debido a las inclemencias del clima. Dichas zonas suelen iniciarse en la parte baja del tronco, cercano a las raíces y asciende por él, haciéndose cada vez más delgada. La intensa luz solar llega a blanquear esas partes y les da un aspecto muy característico de este estilo. Con respecto al Bonsái, se puede emular este proceso quitando la corteza del tronco y tratando con polisulfuro cálcico para que se blanquee más rápidamente. Esta técnica se llama hacer shari.

En el próximo artículo te contamos más de como mantener y cuidar tus Bonsai.