Productos naturales para tu cabello rizado

Somos cada vez más conscientes de los productos que consumimos y las repercusiones que ellos tienen en el planeta y en nosotros. Es por esto, que investigamos acerca de productos de belleza que pueden ayudarte a potenciar la belleza de tus rulos de manera natural dejando la menor huella ecológica posible.

Gel de lino con semillas de lino

El gel de semillas de linaza es un producto orgánico que se puede aplicar sobre los rizos como loción para el peinado o acondicionador.
La linaza es rica en vitamina B, lo que ayuda a mantener el cabello hidratado y suave. Por ello, su uso continuo le proporciona humectación y ayuda a conservarlo sedoso.

Ingredientes

2 cucharadas de semillas de linaza (20 g).
1 vaso de agua (200 ml).

Preparación

Primero, pon el vaso de agua en una olla.
Luego, agrega la linaza y déjalo cocer a fuego lento durante 20 minutos.
Remueve constantemente con una cucharilla hasta que adquiera una consistencia gelatinosa.
Pasado el tiempo aconsejado, pásalo por un colador y procede a aplicarlo.

Aplicación

Lava bien la melena.
Luego, aplícale una pequeña cantidad de gel en las áreas deseadas.
Déjalo secar sin enjuagar para que sus efectos duren toda la jornada.

Aceite de coco para hidratar

El aceite de coco tiene numerosas propiedades beneficiosas y ayuda a mantener tu melena hidratada. El aceite de coco es ideal para tratar las puntas abiertar particularmente y para darle un toque final a tu look después de cada lavado. Tambíen puedes probar con el aceite de almendras, oliva o argán.

Mascarilla con aceites esenciales

La combinación de aceites esenciales que proponemos en esta mascarilla es una solución contra la fragilidad, el exceso de sequedad y el descontrol.

Ingredientes

4 cucharaditas de aceite de coco (20 g).
4 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen (20 g).
Y 4 cucharaditas de aceite de jojoba (20 g).

Preparación

Pon todos los ingredientes mencionados en un frasquito de vidrio limpio y agítalos para que se integren bien.

Aplicación

Toma una pequeña cantidad del producto y aplícala desde la mitad del cabello hacia las puntas.
Enjuaga solo en caso de quedar sensación grasosa.
Repite el tratamiento una vez a la semana.