Poetas del Paraguay: María Eugenia Ayala

Sobre Poetisas y Poemas  

El 11 de octubre del año 1867, en plena Guerra contra la Triple Alianza falleció Natalicio de María Talavera Alarcón. Tenía 28 años de edad y fue considerado el primer poeta paraguayo. En su homenaje, esa fecha se celebra el Día del Poeta Paraguayo. “Gloriosas” de Claro en recordación de este importante día, entrevistó a dos jóvenes poetisas paraguayas para que nos cuenten brevemente de ellas y compartan con nosotras sus poemas preferidos.

Les invitamos a disfrutar juntas para conocerlas más y compartir entre todas los versos que ellas sienten que les representan a las mujeres.

María Eugenia Ayala, poeta y escritora paraguaya.

 

· ¿Te reconocés como poeta?

Sí. Totalmente. Cuando recién comencé a caminar por este camino, este bello laberinto que es la literatura, escribí algunos cuentos, es más, hice talleres con escritores brillantes como Neida B. de Mendonca y Jakobo Rauskin con quienes me dediqué a perfeccionar el cuento. Finalmente, el paso del tiempo, las lecturas y la sensación de comodidad al escribir me demostraron que la poesía es mi género por excelencia, el que trabajé y perfeccioné con el correr de los años.

 

· ¿Qué significa este carácter hoy en plena vida de dinámica digital? 

Es un gran desafío. Hay quienes creen que los libros de papel desaparecerán, como los periódicos. En lo personal, creo que no por muchos años más, al menos en Paraguay, por ahora, muchos se complementan. Se dijo lo mismo de la radio cuando apareció la TV y de ella cuando apareció Internet, sin embargo, pudieron complementarse en audio, imagen y texto, lo que sí cambió es el ritmo de la información haciendo que sea más ágil y un montón de características que le dieron un giro interesante a la comunicación. Lo que pasa con los libros no es muy diferente. De la era de Gutemberg a nuestros días, ha corrido mucha agua bajo el puente, pese a que los libros, en sus comienzos, no eran del formato que los vemos ahora, eran largas tiras con texto con dos rodillos (Talmud) hasta evolucionar a lo que hoy llamamos libros. Lo que intento decir con ello es que la dinámica digital, nos obliga a acomodar nuestro formato de papel al e- book. Este es un reto que debemos asumir, editores y escritores y que aún le tenemos algo de miedo. Si bien se trabaja, pero muy lentamente o para proyectos específicos como para difundir literatura en casos muy aislados. Es un reto, un desafío que debemos animarnos a enfrentar.

 

· ¿Qué poeta te inspiró para querer ser o convertirte en una poeta o escritora?

Fueron varios. Creo que comencé a caminar de la mano de Pablo Neruda, Federico García Lorca, Rubén Darío, Mario Benedetti. En Paraguay más que inspirarme me enseñaron a crear y a creer que esto realmente valía la pena: Delfina Acosta, a quien rindo con el corazón mi más sincero homenaje en este día, gran poeta, maestra y amiga. También William Baecker, Luis María Martínez, quienes han sido mis maestros, así como los que ya no están: Elvio Romero, José Luis Appleyardd y muchos más.

 

· ¿Qué párrafo poético o poesía tenés en mente y te representa como persona?

Más bien estos dos, pertenecen a mi último libro “Poker para dos”, del poema “De tierra y sangre”.

 

“De Tierra y Sangre” por María Eugenia Ayala

 

· ¿Creés que la poesía sigue cautivando a los jóvenes o es algo que se va perdiendo?

Creo que nunca va a morir. Es lindo cuando me llaman de algún colegio para invitarme a  una charla con los chicos, me ha pasado en ocasiones que hacen trabajos sobre algún libro mío porque algún poema les llamó la atención, etc, eso realmente alimenta el alma. Después si la narrativa vende más que la poesía, ya son otros puntos, otros criterios, pero de que tiene sus adeptos los tiene y el segmento del que hablo es un gran semillero. Así crecieron con la Academia del Colegio San José en los ‘50, grandes figuras como Ramiro Domínguez, José Gomez Sanjuro, Rubén Bareiro Saguier, bajo el acompañamiento del Padre Alonso de las Heras lo que luego desembocó en la Academia Universitaria. Hoy en día, muchos colegios cuentan con sus academias literarias y se ha convertido en un emblemático terreno para que estos jóvenes puedan darle rienda suelta a la creación.

Ya lo decía Gustavo Adolfo Bequer:

“No digáis que, agotado su tesoro,

de asuntos falta, enmudeció la lira;

podrá no haber poetas;

pero siempre habrá poesía”.

 

 

· ¿Cómo celebrarás el día del poeta paraguayo y quédeseo pedirás ese día?

Bueno, esta fecha es muy importante para los poetas, pero para los escritores en general mucho más. La Sociedad de Escritores del Paraguay celebra 29 años de existencia. Un 11 de octubre de 1987, aún en pleno gobierno dictatorial, se reunía un grupo de números y prestigiosos escritores para fundar la Sociedad de Escritores del Paraguay que empezó tímidamente, debido a las circunstancias políticas que atravesaba el país pero que igual incluyó en su acta fundacional a escritores que se encontraban en el exilio como Roa Bastos. Este es un hecho que celebraremos en esta fecha, con poesía y música, como no podía ser de otra manera, en un acto en el que recordaremos a muchos poetas sin duda. Mi deseo para este día de todos los poetas es, que a través de nuestra única arma que es la pluma, seamos capaces de construir un mundo mucho mejor, ya no para nosotros, pero sí para nuestros hijos.

 

 

– Te hacemos un pedido, ¿te gustaría compartir con Gloriosas de Claro una poesía que refleje o represente el sentir de las mujeres según tu gusto?

De Violeta Parra, cantautora chilena, esto que es hoy, la letra de una canción y que está incluida en una antología de la Editorial Visor, creo que nos permite identificarnos y reconocernos a muchas mujeres.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me dió dos luceros que, cuando los abro,
perfecto distingo lo negro del blanco,
y en el alto cielo su fondo estrellado,
y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el oído, que en todo su ancho
graba noche y día; grillos y canarios.
martillos, turbinas, chubascos
y la voz tan tierna de mi enamorado.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el sonido y ell abecedario,
con el las palabras que pienso y declaro:
madre, amigo, hermano y luz, alumbrando
la ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la marcha de mis pies cansados;
con ellos anduve ciudades y charcos,
playas y desiertos, montañas y llanos,
y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me dió el corazón, que agita su marco
cuando miro el fruto del cerebro humano,
cuando miro el bueno tan lejos del malo,
cuando miro el fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la risa y me ha dado ell llanto;
así yo distingo dicha de quebranto,
los dos materiales que forman mi canto
y el canto de ustedes, que es el mismo canto,
y el canto de todos, que es mi propio canto-

Gracias a la vida…

 

 

María Eugenia Ayala. Hoja de Vida

Nací el 22 de abril de 1977. Empecé a escribir a los 14 años. En el 2001 publiqué mi primer libro “El callejón de las musas” que era una compilación de algunos de los poemas que venía escribiendo con el transcurso de los años. Luego ingresé como miembro de la Sociedad de Escritores del Paraguay. Participé del libro que agrupó a 99 poetas jóvenes que diera origen al Movimiento Literario Generación de los 90, donde un grupo de poetas dimos nuestros primeros pasos tanto en la literatura como en la gestión cultural. El nombre del libro se correspondía con la época en que empezamos a escribir, en los años ’90, unidos generacionalmente por la poesía. Posteriormente, publiqué “Café canela”, Editorial Servilibro, 2004. En ese mismo año ingresé al PEN Club del Paraguay, que es una institución que aglutina a poetas, ensayistas y narradores y cuya sede se encuentra en Londres, Inglaterra, teniendo muchas en varios países. Luego ingresé a la Comisión Directiva de la Sociedad de Escritores, trabajando por mucho tiempo por la literatura joven entre otras actividades. Años más tarde también ocupé la Comisión Directiva del PEN Club. Mi siguiente libro “Jaques de fuego” y vino nuevamente de la mano de la Editorial Servilibro en el 2012. El más reciente data de abril de 2016 y se llama “Póker para dos”. Mis tres últimos libros tienen la característica de ser temáticos. Los poemas de “Café Canela” llevan algo de café en todos sus poemas, en “Jaques de fuego” pasa algo parecido pero con el juego de ajedrez donde cada poema es casi una partida de ajedrez en 32 poemas o piezas. Con “Póker para dos” ocurre lo mismo, todos mis poemas giran en torno a una partida, entre tantos, apuestas y versos. También coordiné dos antologías: “Ut- Eros, poesía femenina del Paraguay”, que es una recopilación de la labor poética femenina más bien erótica de nuestro país, donde se muestran obras de escritoras como Renée Ferrer, Delfina Acosta, Lourdes Espínola, Elsa Wiezell, Irina Rafols, entre otras. Anteriormente, compilé también conjuntamente con la editorial uruguaya AG Ediciones, poesía joven de Uruguay y nuestro país. Hoy en día, integro la Comisión Directiva de la Sociedad de Escritores y del PEN Club, trabajando siempre por el bienestar de nuestra cultura y aportando desde allí mi granito de arena.

Sobre la poesía erótica femenina hay otras publicaciones interesantes como la de Augusto Casola, que menciona algunos trabajos de escritoras y hace un análisis al respecto. También otro valioso aporte lo hace Gloria Rubín, en su libro “La tibieza profunda del amor”, una antología de poesía femenina con estas características, una excelente selección de las más productivas poetisas que han escrito mujeres de Paraguay, algo impensable hace algunas décadas atrás y que hoy es terreno conquistado por muchas mujeres.

Déjanos tu comentario