Orquideas como terapia

El contacto del ser humano con la naturaleza, atraves de las orquideas, viene presentando excelentes resultados tanto físicos como mentales, y es indicado para personas que sufren estados de estrés diariamente e incluso es una óptima terapia para pacientes graves, garantizando una mejora efectiva de los sintomas relacionados a la ansiedad y depresión.

El cultivo de orquideas es casi lo mismo que practicar artes marciales, ya que requiere de conociemiento, aprendizaje, planeamiento, disciplina y paciencia.

Esta terapia alternativa, además de impulsar la reorganización emocional de los practicantes de la misma, experimentan una mejoría en el humor y en la socialización, considerando que el intercambio de experciencias, consultas de dudas, entre otros dentro del grupo de cultivo, las personas pasan a socalizar más, interactuando dentro del grupo y haciendo nuevas amistades, factores que a la larga estimulan una busqueda por una mejor calidad de vida, aumentando sueños y esperanzas, y de esta manera fortaleciendo la voluntad de vivir.

Además es una terapia que ocupa la mente de la persona deprimina, y le da un sentido a su vida sabendo que existe algo que depende de ella y que si no la cuida se puede arruinar.