Oosouji: el placer liberador de limpiar

La idea central de esta limpieza, que por lo general se realiza a fin de año para recibir el año nuevo, es la de desechar todas las cosas que ya no utilizamos y así sentirnos más ligeros, libres tanto física como emocionalmente de manera ordenada y limpia. De esta forma, podemos optar por renovarnos, no solamente la parte física al limpiar la casa, de la misma manera se limpia el espíritu tanto del que limpia como el de los habitantes de la casa. Como bien se sabe, la suciedad siempre representa a lo negativo, limpiar, libera, nos da un respiro.

Los expertos en el tema de la limpieza a fondo, nos cuentan que el Oosouji sirve de terapia y como toda terapia, nos beneficia, a continuación mencionamos cinco beneficios:

  1. La limpieza, el poner las cosas en orden y tirar o donar aquello que ya no utilizamos funciona como catarsis de acuerdo a los profesionales de la salud mental. Limpiar la casa puede tener un efecto relajante.
  2. Nuestra felicidad está directamente relacionada a tener un hogar ordenado y limpio, esto influye de manera positiva en nuestro bienestar mental.
  3. Una casa en orden es igual a una mente en orden, todo lo que nos rodea está conectado a nosotros a través de nuestra mente. Al ordenar la casa, podemos ordenar nuestra vida y así ser más felices.
  4. La limpieza a fondo y el descartar lo que ya no sirve, te hará sentir más libre, puesto que las cosas materiales no sólo ocupan un lugar físico sino también uno mental y así te sentirás más preparada para recibir lo bueno que la vida tiene reservado para ti.
  5. Al realizar el Oosouji, tu mente se concentra en el presente, en el “aquí y ahora” clave fundamental para la felicidad y el éxito en todo lo que emprendamos.

Sugerencias para realizar un buen Oosouji

  • Reservá todo un día en tu agenda para este emprendimiento porque lleva tiempo.
  • Tené listo todo aquello que vas a necesitar para limpiar y para colocar todo aquello que ya no necesites.
  • Antes de empezar la tarea de limpieza, abre las ventanas y que el aire puro ingrese al ambiente.
  • Si es posible, desconectate de tu celular por unas cuantas horas, así te podrás concentrar mejor y disfrutar del momento.
  • Cuanto antes mejor. La mejor hora para empezar esta gran limpieza es a primera hora de la mañana, cuando aún todo está en silencio y la mente está más despejada.
  • No te desvíes. Un ambiente a la vez, no pases a otro sin haber terminado por completo el anterior.
  • Que el miedo no te detenga a la hora de deshacerte de aquello que ya no sirve, está roto o viejo. Si pensás que alguien más puede darle una segunda oportunidad, no lo dudes y donalo, en caso contrario, tíralo y hacé espacio para lo nuevo.Un detalle muy importante es que el Oosouji no sólo se ocupa de limpiar sino también de pagar cuentas o deudas, de acabar con los pendientes antes de que termine el año o recién iniciado el nuevo año. El Oosouji no es exclusivo de los hogares, también es aplicable a oficinas, centros educativos y tiendas.