Ondas al agua

Al momento de elegir un peinado emblemático y moderno a la vez y ver nuestro cabello diferente, las ondas siempre serán una buena alternativa. Llamadas también las ondas de los años veinte, hoy en día son una tendencia indiscutible, aunque sus inicios cuentan una historia controversial.

El siglo XX trae consigo el fenómeno del cine con nuevos modelos que imponen estilo: las actrices. Estas estrellas del séptimo arte vuelven populares estilos como el peinado ondulado y el pelo corto. Muchas mujeres adoptan el estilo de pelo corto por comodidad y como algo práctico también para ir a trabajar. Los años veinte vieron destacarse las ondas al agua y el corte de pelo garzon como otra forma de liberación femenina. Además aparecieron dos herramientas tecnológicas relativas al cabello: el secador de pelo portátil y las últimas tendencias en máquinas para permanentes.

Hoy por hoy existen distintos caminos para realizar las ondas al agua, por ejemplo con una plancha de pelo. Tomamos la plancha, un mechón de cabello y estiramos el mechón pasando la plancha pero nos detenemos en ciertas partes para doblarlo y así precisar la marca que crea la onda al agua.
Además se puede lograr con una buclera, tomando un mechón y enrollándolo en ella, y luego estiramos el mismo y le aplicamos fijador.
También es posible llegar a un buen resultado a través de trenzas con el pelo húmedo. Lavamos el cabello y cuando aún esté húmedo, hacemos varias trenzas finas o semi finas, secamos el pelo así y una vez seco, lo soltamos y le aplicamos fijador.
Otra manera de hacer las ondas al agua es con pinzas y rodetes, es un mecanismo parecido al del trenzado, con el pelo húmedo, pero realizando rodetes pequeños por toda la cabeza, una vez seco, lo soltamos y logramos el movimiento de las ondas.
Este peinado puede ser utilizado por mujeres de toda edad, no es muy complejo de lograr y con un fijador de buena calidad, pueden durar varias horas.
Déjanos tu comentario