¿Nueva pareja? ¡5 errores que debes evitar!

El inicio de un nuevo relacionamiento siempre es algo emocionante, excitante, una total aventura empezar a conocer a esa persona que nos acompañará en este momento de nuestras vidas, ¡peeeero! hay alguna cosillas que debemos evitar en todo nuevo relacionamiento, para que dure no sé qué. Acá te decimos cuáles son los errores que debemos evitar.

1. Ir demasiado rápido…

Puede que te hayas enamorado hasta la mata de tu nueva pareja, pero no le exijas a ella que nada más empezada la relación, se comporte igual que vos o que sienta el mismo cariño que vos sientes por ella. Cada persona es un mundo y necesita su tiempo. No intentes forzar las cosas porque si van a ritmos diferentes, alguien se terminará agobiando… Lo mismo ocurre con lo de irse a vivir juntos, conocer a sus padres o hacer planes de futuro cuando apenas se conocieron. ¡No apures las cosas!

2 …o ir demasiado despacio

Puede que te pases de la frenada… o que no llegues. Puede que no quieras parecer ansiosa y te decidas a ignorar a la persona que te gusta, que te hagas la fría o que dejes que sea el otro el que haga el trabajo mientras vos esperas sentada, dejando que pase el tiempo. ¡Craso error! Si no demostrás que estás interesada en la otra persona lo suficiente, tal vez ésta de un paso atrás. ¡La clave está en el equilibrio!

3. Olvidarte de vos misma

Es normal que cuando empieces una relación con alguien, gran parte de tu tiempo lo dediques pensando en ese alguien especial, y satisfaciendo sus deseos, aunque esto no debe hacer que te olvides de vos misma. Es peligroso que creas que toda tu felicidad y plenitud depende completamente de tu pareja, porque -sin ser mala onda- puede que lo de ustedes no dure para siempre y termines sufriendo. ¡No renuncies a tu independencia ni a tu intimidad! Un poco de espacio para uno mismo siempre viene bien, aunque puedas hacer muchas cosas a su lado.

4. Demasiada información

Ser un libro abierto desde el primer momento sea probablemente el mayor error en estos casos… Está claro que la sinceridad, la confianza y una buena comunicación deben ser las bases de cualquier relación, aunque al empezar una relación, es mucho más recomendable dejar algo de espacio al misterio, para que el interés de la pareja no decaiga. ¡No hace falta que le cuentes toda tu vida, no sé que, en la primera cita!

5. ¿Querés cambiarle?

Mal ya de entrada… Si querés cambiar a tu pareja, por el motivo que sea: personalidad, forma de vestir, aspecto… es que realmente no te sentís cómoda con ella y no termina de gustarte. Uno de los pasos más importantes al empezar una relación pasa por aceptar que la otra persona es diferente a nosotros.

¿Ya cometiste alguno de estos errores? Cuáles? ¡Animate a contarnos!

Déjanos tu comentario