Natalia Chaparro Fox: Empresaria 100% familiera

Natalia Chaparro Fox, se define como una mujer 100% familiera, inquieta, exigente, honesta, y por sobre todo, una persona a quien le gusta hacer bien las cosas por el camino de la verdad, lo que le brinda paz.

Haciendo un poco de historia, Natalia nos cuenta que antes de crear Nidito, ella atendía pacientes en consultorio y trabajaba en una empresa del rubro de la salud. Cuando nació su primera hija, las prioridades en la vida familiar cambiaron. Fue en ese momento que decidió renunciar a su empleo para dedicarle más tiempo a la nueva integrante de la familia. Con la maternidad surgió la idea de crear un producto para el descanso de la mamá embarazada, preparó unas muestras y al presentar a las tiendas de bebés fue inmediatamente aceptado al tratarse de una novedad. Así nació Nidito, con un producto. Fueron escuchando las necesidades del mercado y hoy luego de 7 años cuentan con una gran variedad de artículos: almohadas, accesorios, prendas y productos de cuna.
Como todo nuevo emprendimiento, al inicio las cosas fueron un poco difícil, pero eso no fue problema para nuestra Gloriosa, la falta de capital y recursos fue muy limitante, pero el desafío era hacerse camino con lo que tenían y por ello se convirtió en ejecutora de todas las actividades, desde el diseño del producto, la producción, el empaquetado, ventas, entregas, cobranzas, contabilidad, un poco de todo, siempre con el apoyo de su esposo Leandro. Ellos siempre recuerdan los primeros años de empaquetada sin descanso durante la madrugada mientras sus hijas dormían.

En cuanto a la marca Nidito, Natalia nos cuenta muy orgullosa que es una marca 100% paraguaya, que ofrece artículos de calidad a un precio justo. Incluso, al ser mayoristas les pueden encontrar en casi todas las multitiendas, y tiendas de bebés en prácticamente en todo el país.

Según nuestra Gloriosa, el hecho de ser mujer, la ha ayudado a comprender el mercado en el que trabajan: el mundo de los bebés, no sólo por su experiencia de maternidad, sino también prestando atención y escuchando a amigos y familiares, etc. “Ser mujer indefectiblemente me hace pensar en la familia, y es una de las razones por la que nuestro sistema de trabajo ha sido apostar por la tercerización de la confección, brindando oportunidades a las familias y madres que tienen sus propios talleres, algunos en sus hogares”.

La clave del éxito de Nidito, nos comenta Natalia, ha sido la máxima “creer que es posible”. Las ganas de emprender algo nuevo siempre estuvieron presente en la vida de nuestra Gloriosa, cuando conoció a su esposo encontró en él a un gran compañero de sueños. Antes de Nidito existieron otros emprendimientos en los que invirtieron juntos, pero que no prendieron. No fue fácil volver a empezar, buscar trabajo, ahorrar hasta que se presentase la siguiente oportunidad pero sabían que en algún momento lo iban a lograr. “Aún tenemos mucho que recorrer, y metas por alcanzar” nos comparte esta joven Gloriosa.

A la hora de ser mamá y empresaria, Natalia nos dice que con su esposo tiene un gran equipo, comparten tanto las tareas del hogar como las de la empresa y el tiempo en familia que es fundamental y su motivación más grande. Una de las claves más importantes a la hora de lograr todo esto es el de disponer del tiempo para los momentos importantes. También destaca el buen grupo de trabajo con colaboradores comprometidos que los ayudan a alcanzar las metas.

Como palabras finales, Natalia nos deja unos consejos para que todas se animen a emprender ese sueño que tienen. “Les aconsejo y aliento a animarse, a plasmar ideas en acciones, las que tienen un trabajo que inicien en sus horas libres, aprovechando el beneficio de las redes sociales, las ferias, y una vez que las utilidades de su emprendimiento supere el salario, ahí pensar en la posibilidad de renunciar para dedicarse a “full”. Lo mismo para las amas de casa, y jóvenes estudiantes: dedicarse en sus horas libres, sabiendo que fracasar es parte del camino”.
¡Hasta un próximo encuentro queridas Gloriosas!.

Déjanos tu comentario