Milva Castellani: un abrazo genuino hacia todas las mujeres

Milva madruga cada día, a las 5 de la mañana saca a pasear a su perrita Emma, su fiel compañera. Luego prepara su desayuno y parte para la oficina en donde se queda hasta las 15:00 hs o a veces un poco más, dependiendo de la carga de trabajo. Al regresar a su casa, empieza a ver los pedidos de Añua Fem.

Te estarás preguntando ¿qué es Añua Fem?, te contamos que es una idea que comparte y realiza con una gran amiga, “La idea surgió por ideas que ambas teníamos en mente. Sentimientos, pensamientos, luchas, causas que deseábamos plasmar en remeras, tazas, hoppies. Pero de repente nos dimos cuenta que no solamente a nosotras nos pasa, que a muchas personas les pasa y la mayoría de las veces termina quedando en simples deseos. Las personas quieren expresar lo que sienten, quieren que sus remeras, sus tazas, sus termos, etc., digan lo que ellas muchas veces no dicen o les cuesta decir. Una muestra de afecto hacia un ser querido, una manifestación ante una injusticia , mensajes de aliento, de esperanza, de fe. Es así como surge Añua Fem, es el sueño de dos mujeres que se convierte en abrazo genuino hacia todas las mujeres que resisten el día a día. Añua Fem fue pensado por nosotras, para nosotras, para ellas, junto a otras tantas mujeres amigas que hoy caminan junto a nosotras y acompañan este proyecto” nos comenta Milva.

El nombre Añua Fem, significa “Abrazo feminista” que no es sólo una idea sino un estilo de vida. Según nuestra Gloriosa, es coincidir con otras mujeres que sufren de tantos modos en este sistema y que no logran expresar todo eso que llevan dentro. “Cuando pensamos en Añua Fem pensamos en nuestras madres, nuestras abuelas, nuestras tías, amigas, y en mujeres que pasaron por nuestras vidas de mil formas. Dejando en nosotras sus huellas y enseñándonos siempre a ser fuertes y a emprender nuestro camino libres, sin miedos, de modo que nada nos frene o impida que podamos hacer nuestros sueños realidad, siendo nosotras mismas, de la manera más auténticamente posible”.

Al preguntarle a Milva, si un emprendedor se nace o se hace, ella nos respondió que ambas cosas, “Muchas cosas en mi son natas, pero eso no se habría ido perfeccionando si no le dedicaba el tiempo y esfuerzo que los aprendizajes requieren para ampliar el horizonte. A partir de una simple idea pueden crearse cosas extraordinarias y esto sólo es  posible con pequeñas acciones que luego llevan a objetivos mayores. Las ganas son la que mueven el accionar, apenas surge la idea hay que plasmarla. Es Arte, el emprendimiento es la consecuencia de eso que se desea compartir con otros y no guardarlo para uno mismo”.

A la hora de emprender las mujeres se enfrentan a grandes dificultades, la escasez de recursos, la explotación en el ambiente laboral, Milva nos da como ejemplo el caso de las mujeres artesanas que son poco valoradas a pesar de que su trabajo, su esfuerzo, vale mucho, la gente simplemente no quiere pagar, lo cual es una gran dificultad para estas mujeres. “Es muy difícil emprender sin el compromiso de cada ciudadano a pagar por una creación lo que está realmente vale, con todo el esfuerzo que conlleva la mano de obra, los tiempos y el producto final. Es importante que no nos quedemos con lo que vemos, sino con todo lo que hay de tras de aquello que se quiere comprar”, añade Milva.

Hablando del futuro, nuestra querida Gloriosa nos cuenta que ella es una persona que vive el día, disfrutando de cada trabajo que logra plasmar, “Quizás AñuaFem crezca o quizás no, pero, con lo que hago es también una manera de expresar mi arte y seguir creciendo como emprendedora”.

Como mensaje final, Milva comparte con nosotras las siguientes palabras…

“Esas ganas que tenés ocultas que están gritando en tu interior, haceles caso, no tengas miedo, de a poco se va construyendo algo, y con mucha paciencia, podes fracasar, sí, pero es parte del proceso, y va a llegar un momento en que vas a aprender de tus errores y vas a poder seguir con tu proyecto y cumplir con el anhelo de querer emprender algo. ¡Suerte y éxitos para todas!”.

Ya saben queridas Gloriosas, para emprender sus sueños es un proceso, pero nada es imposible cuando se quiere de verdad. ¡Hasta un próximo encuentro!.

Déjanos tu comentario