María del Mar Filippini Cattoni: ¡El límite es el cielo!

De profesión arquitecta, esta madre de Camila, Ezequiel y Felipe, casada con Juan José, es una mujer de mucha fe, agradecida, positiva, de esas personas con las que da gusto tratar.

Como buena arquitecta María del Mar o Mate como le dicen sus amigos y familia, es de pensamientos libres y segura a la hora de las decisiones. Ella nos cuenta que en su vida tiene tres ejes indispensables para ser feliz día a día, su familia, sus amigos y su profesión.

En cuanto a su profesión nos comenta que, lo que a ella la define como profesional es el amor y la pasión que pone en todo lo que hace, siempre se involucrándose hasta en el último detalle del proyecto. Mate, nos cuenta lo que significa el diseño para ella, “El diseño para mi es prácticamente como respirar…… el diseño forma parte de mi vida. Desde algo sencillo como poner la mesa del desayuno… decorar la fiesta de mis hijos, hasta los proyectos más ambiciosos”.

A la hora de diseñar esta Gloriosa arquitecta, no escatima a la hora de utilizar diferentes materiales… “Mi material favorito… son varios y el efecto que crean juntos hace que repita siempre en mis obras. El ladrillo, el vidrio, el verde, la madera”. Su color favorito: el rojo, como el color de la pasión que le imprime a todo lo que realiza, así como las líneas rectas son sus preferidas a la hora de diseñar por sobre las curvas.

Así como sabemos que hombres y mujeres somos diferentes en prácticamente todo, a la hora del diseño esto no es excepción, según Mate, el diseño femenino y el diseño masculino es diferente… “Totalmente … somos diferentes y proyectamos diferente”.

Para nuestra entrevistada, no existe tiempo en el que no esté diseñando, a toda hora, incluso, cuando no está diseñando lo sigue haciendo mentalmente.

portada-Mate

Pero no todo es trabajo para María del Mar, también está su lado hogareño, en donde reconoce que “Y bueno hay veces que es realmente un caos y me gusta asumir que no puedo con todo… pero trato de ir supliendo los tiempos restados a mis hijos, mi familia y mis amigos por calidad de tiempo”.

Día a día nuestra querida gloriosa, sueña con algo que aún está en el tintero y nos cuenta “Un sueño pendiente que creo que no me animo a involucrarme todavía por mis hijos chicos sería poder desarrollar algún prototipo de escuelas para el interior del país… poder trabajar con más responsabilidad social y porque no hasta ocupar espacios con más liderazgo a nivel país”. ¡Qué lindo será el día que ella logre cumplir este sueño!

Y por último pero no menos importante, como mensaje final Mate nos dice:

“Elegir arquitectura como carrera fue una de las mejores decisiones de mi vida. Es una carrera hermosa!! donde el límite es el cielo!!!  Es tan amplia que sus campos de acción y oportunidades laborales ¡¡¡son múltiples!!!

¡Altamente recomendable para los que aman crear! Los que aman estar en constante cambio… y en contacto con la gente… La arquitectura te convierte en ¡¡¡hacedores de sueños!!! ¡Qué más gratificante que poder cumplir los sueños de otros y con eso los propios!

Déjanos tu comentario