Maquillaje Nude

El estilo de maquillaje nude o de cara lavada es tan imperceptible que parece que no existiera. Nude significa desnudo. Sin embargo, lograrlo es todo un arte, ya que el efecto es de una cara natural aunque en perfecto estado.

El objetivo es sacar el mejor provecho del rostro sin que se note que tenemos maquillaje. Para eso debemos cubrir todas las imperfecciones y lograr así un acabado natural. Es importante utilizar una base y un corrector de calidad y que tenga relación con el tono natural de la piel. Si la ojera es oscura, el correcto deberá ser en tono amarillo, si la ojera es rojiza deberá ser en tono verde y si la ojera es azul, deberá ser en tono anaranjado.

Una vez que preparamos bien la piel, seguiremos con los ojos. La sombra de ojos deberá ser en tonos nude, respetando el tono natural de la piel, y es más útil elegir productos de textura ligera, tanto para la sombra como el iluminador. En cuanto al rubor, será mate o con leve brillo. Es conveniente dejar los perfilados y delineados de lado, ya que en este estilo de maquillaje la idea es conseguir un rostro que se vea limpio.

Si queremos dar un poco de intensidad al estilo, es válido, podemos marcar la cuenca del ojo, entre párpado móvil y el fijo, con una sombra un tono más oscura que la utilizada en el resto del párpado.

Si queremos sumar delineador, podemos dibujar puntos entre las pestañas para lograr una mirada más intensa sin utilizar mucha máscara de pestañas y correr el riesgo de empastar el maquillaje. El estilo nude es sobrio, ligero, natural y fresco, por eso cuando lo hacemos debemos recordar que menos es más.

Déjanos tu comentario