Manoplas para cocina

Para mí las manualidades tienen que ser algo que tenga utilidad. Recuerdo que en en el cole teníamos clases de manualidades, algunas útiles, otras, bueno, inútiles, que acaban en el basurero. Una que recuerdo muy bien y que duró bastante fue una manopla de cocina que hicimos en el cuarto grado. Hoy sacó del cajón de los recuerdos este trabajito que es rápido y por sobre todo útil.

 

Para hacer estas manoplas vamos a necesitar los siguientes materiales:

 

  • Tela
  • Molde para el guante (que lo vamos a hacer nosotras mismas)
  • Guata para rellenarlo
  • Tijera 
  • Hilo de coser y
  • Cinta de raso

 

El primer paso va a ser dibujar el molde, en una hoja de papel apoyás tu mano y dibujas el guante, si queres hacer guantes para las dos manos, seguí el mismo procedimiento, acordate de hacer el molde holgado. Luego vas a cortar la tela de acuerdo al molde, vas a necesitar ocho piezas, para el exterior y el interior del guante, ambas caras, ambos lados (si vas a hacer un par). Después vas a cortar la guata, en este caso 4 piezas que irán entre las telas.

 

El siguiente paso es armar los guantes, vas a tomar dos piezas de tela y entre ellas vas a colocar la guata, luego vas a tomar otras dos piezas y seguís el mismo procedimiento con la guata, ahora que tenés las dos caras del guante con el relleno. El siguiente paso es unir ambas caras, vas a coserlas juntas con el hilo que te guste y ¡listo!, si lo hiciste para la mano derecha, para la izquierda vas a seguir los pasos exactamente igual.

 

La cinta de raso vas a usar para cubrir las costuras y darle un finalizado a la parte que queda abierta para introducir la mano.

 

¡Así de fácil, así de rápido!