Ma. Claudia Piñánez García – Gloriosas del Paraguay

Existe un dicho que dice “Si haces el bien, hazlo sin que nadie lo sepa” y es esta una de las grandes características de la mujer de quien hablaremos hoy. Largas horas de estudio, pocas horas de sueño, dedicación, esfuerzo y una vocación que se presenta como llamada a entregar, de sí misma, todo por el bien de los demás.

 

Ma. Claudia de 33 años, hija menor de don Vicente Lionel y doña Nidia María, padres que siempre incentivaron la formación de sus hijos; casada hace siete meses con Francisco, es médica egresada de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (FCM-UNA), especialista en medicina familiar, certificada por la Sociedad Paraguaya de Medicina Familiar y el Círculo Paraguayo de Médicos.

 

Todo comenzó cuando, de pequeña, acompañaba a su tía Gladys a su trabajo ya que ella es química farmacéutica donde comenzó a ver el contacto con los pacientes, además de aprender de medicamentos, de usos y curaciones etc. Luego en la secundaria, su prima Fabiola (actualmente pediatra) quien estaba en el cursillo la interiorizó en el asunto.

 

Consecuentemente, decidió seguir Medicina y se graduó, especializándose luego en medicina familiar, área en la cual hoy ella es bien reconocida debido a sus últimos grandes logros. Del 2 al 6 de noviembre de este año participó de la XXI Conferencia Mundial de Medicina Familiar WONCA 2016 que se realizó en Rio de Janeiro (Brasil), siendo esta el máximo evento al que concurren todos los médicos de familia, además de participar en charlas de actualización, talleres y simposios. También se presentaron trabajos científicos en dos modalidades, presentación oral (la más importante) y presentación en póster. Nuestra gloriosa llevó dos trabajos en ambas modalidades y cuál fue su sorpresa cuando en Presentación oral obtuvo el Primer lugar, el mismo se tituló: “Sobrecarga en cuidadores principales de Adultos mayores que fueron asistidos en la Unidad de Salud Familiar-Clínicas 1 y 2”. El segundo lugar lo llevó Bélgica y en modalidad Póster : Japón, Inglaterra y Brasil.

 

Este último trabajo que la hace referencia en el área hoy en día en nuestro país y en el mundo, lo realizó durante casi 5 meses para estudiar el grado de sobrecarga de ese cuidador, el desgaste emocional que eso implica, además del perfil del cuidador y asociar el grado de sobrecarga con la presencia de síntomas depresivos de ese cuidador primario.

 

María Claudia Piñánez García

 

Al charlar con Ma. Claudia y sabiendo de toda su experiencia pudimos rescatar algunos consejos e indicaciones importantes para los adultos mayores como para sus cuidadores.

 

Adultos Mayores:

 

  • No limitar su autonomía: solo ayudarlos en actividades que no puedan realizar por sí mismos.
  • Hablar de forma pausada y clara
  • Darle de comer 5 veces al día, con muchas frutas y verduras.
  • Mantener actividad física constante: caminata de 30 min.

 

Cuidadores:

 

  • Tener días y horas de descanso
  • Posibilidad de desarrollar actividades personales.
  • Mantener a la familia del adulto mayor involucrada en su cuidado.

 

El trabajo de una mujer paraguaya, lista para luchar y nunca para rendirse, brilla hoy aquí con su aporte diario y también en el mundo, siendo una referencia para el mundo científico. Nos hace a todas y a todos orgullosas/os al saber que en nuestro país contamos con profesionales increíbles.

 

Increíblemente, los sueños y las ganas de seguir delante de Ma. Claudia no paran por ahí. Además de buscar la excelencia en su especialidad, sueña con poder llevar su profesión de la mano con la docencia, por eso, actualmente se encuentra cursando Didáctica en la Educación Superior y también sueña con algún día tener hijos.

 

Corriendo de aquí para allá en los pasillos y habitaciones del hospital se despidió de nosotros diciendo: “Quiero agradecer por la entrevista a Gloriosas de Claro pues me llena de satisfacción el saber que se interesen por una médica joven como yo quien tiene ganas de seguir aportando con la medicina paraguaya y con el país”.

 

¡Muchas gracias a vos Ma. Claudia! Tu historia nos inspira.

No hay meta imposible, no hay sueño que no se alcance. 🙂

Déjanos tu comentario