Lugares del mundo: Cataratas del Niágara

Tienen su origen en un enorme glaciar canadiense que se trasladó por el área oriental produciendo la glaciación de los Grandes Lagos americanos y del río Niágara, fenómeno que ocurrió hace unos 10 mil años, según los geólogos. Así, los grandes caudales de agua y la erosión de las rocas crearon las cataratas del Niágara, que se sitúan entre Estados Unidos y Canadá. Estas impresionantes caídas de agua se ubican a unos 236 metros sobre el nivel del mar, mientras que su caída es de aproximadamente 51 metros. El nombre de Niágara significa “trueno de aguas” y las cascadas se denominan así por una antigua tribu iroquesa que originariamente vivía en la región.

 

Este hermoso e imponente paisaje, de gran atractivo turístico, está compuesto por tres cataratas: la catarata de la herradura, que está en Ontario, Canadá; la catarata americana, que se ubica en el estado de Nueva York y la catarata Velo de Novia, que es más pequeña que las dos anteriores y también está en USA. Aunque no tienen una gran altura, son muy amplias y son las más voluminosas de América del Norte, ya que por ellas pasa toda el agua de los Grandes Lagos. Entre las cataratas canadienses y las estadounidenses se encuentra la isla de la Cabra, Goat Island.

 

 

Tradicionalmente los visitantes comentan que el lado de Estados Unidos es ideal para recorrer senderos y ver naturaleza debido al parque natural en el que se ubican y que el lado canadiense es el mejor para grandes hoteles y entretenimiento, además de que posee la catarata más grande y hermosa y en sus miradores se puede tener una visión amplia y panorámica de todo el conjunto. De todas maneras ambos lados están conectados por un puente, el Rainbow Bridge, que se puede cruzar sin problemas aunque con las debidas autorizaciones, ya que es un paso fronterizo.