Los rasgos principales de cada signo del zodíaco

Cada signo del zodíaco tiene características inconfundibles que los hacen únicos. Te contamos todo acerca de cada una de estas características. 

 

Aries
El primer signo del Zodíaco representa la búsqueda de la identidad espiritual individual. Como signo de Fuego es activo, dinámico, inquieto y necesita resultados rápidos. Pionero, quiere ser siempre primero; posee mucha energía psíquica y física y siempre está emprendiendo algo. El impulso a involucrarse en situaciones de riesgo para probar su valor es propio de Aries, que generalmente no mide las consecuencias de sus actos. Representa al héroe que derrota lo viejo y crea lo nuevo, permitiendo que los nuevos conceptos florezcan y germinen. 

Tauro
La psicología del signo Tauro gira en torno a la necesidad. Es que es el signo del zodiaco más consciente de sus necesidades, de cubrir lo que a uno le falta, de tener lo que desea. Si Aries es deseo puro, Tauro es la posesión de ese deseo. De ahí su tendencia a acumular, asegurar y mantener los estados conseguidos. A Tauro no le gustan los cambios pues para él significa perder algo, arriesgar la estabilidad obtenida, tener que volver a cubrir necesidades. Es contemplativo y observador. Su esencia es recibir lo que el entorno le da. Por eso disfruta al estar en contacto con la Naturaleza: ama la vida. 

Géminis
La psicología del signo Géminis tiene la cualidad de crear nuevas posibilidades en el presente. Siempre ve otra posible opción, otra alternativa. Su juego es el de combinar, vincular, interactuar e intercambiar continuamente. Siempre está despierto para aprender cosas nuevas. Todo le causa cierta atracción y curiosidad, está en su naturaleza la versatilidad, movilidad, el conectar y desconectar. Es el puente que une dos lados, el conector, el enlace entre dos lugares diferentes o distantes. Su fin es comunicar y que nada quede suelto o aislado. 

Cáncer
La psicología del signo de Cáncer está centrada en la introversión. Cáncer tiene un innato instinto materno y protector. Sabe que para que algo se desarrolle con plenitud y garantías de éxito, es necesario aislarlo del exterior protegiéndolo con cuidado y mimo. Es muy familiar. Los diferentes Cáncer, según el grado de evolución, irán de la persona dependiente de la familia, al Cáncer que ama lo humano de la gente creando una gran familia donde prime la sensibilidad. Dependiente del afecto. Si le quieren, se queda; si no le quieren, se va. Por ello, puede llegar a ser susceptible y sentirse herido si en un momento dado se siente excluido. 

Leo
La energía y psicología del signo Leo tiene como clave fundamental el descubrimiento del Yo, de la individualidad. Leo es consciente de su capacidad y poder personal, y esto le impulsa a querer mostrarse y transmitir su fuerza en el exterior. La palabra “YO” recobra una intensidad especial para él; busca impresionar y ser creativo; su psicología está relacionada a la fuerza creativa, el poder y la emoción. Necesita ser el centro de atención del grupo, pues es ahí donde basa su identificación personal. Puede llegar a ser egocéntrico y quedar preso de la respuesta de los demás, pero un Leo evolucionado es una persona que conoce y aplica su poder y capacidad influyendo inevitablemente, y sin buscarlo, en el entorno. 

Virgo
La energía y psicología del signo Virgo está asociada a la necesidad de ordenar. Virgo sale de la ilusión de Leo de ser el rey, y percibe que él y todas las cosas forman parte de un sistema mayor. Su deseo psicológico es estar correctamente ubicado; porque para Virgo todo tiene su sitio y su lugar para que todo funcione mejor. Utiliza la mente lógica para analizar, clasificar y colocar. Es el administrador, el deductivo, el estudiante que se adentra en los matices para que todo se entienda a la perfección y se pueda explicar. Detallista, obsesivo, controlador y perfeccionista, necesita conocer y comprender todo. 

Libra
La energía y psicología del signo Libra contiene el deseo de abrirse a todo lo que está fuera de uno (lo que no soy yo) y de contactar con los demás. Percibe que el mundo está lleno de complementos, y afirma que “no hay nada aislado que sea completo”. El signo Libra ve el mundo en parejas. Psicológicamente, está siempre atento a la presencia del otro y actuará de una forma u otra en función de con quién está, de dónde está, etc. Esto no debemos interpretarlo como falsedad o hipocresía sino como capacidad empática para mantener un equilibrio con la otra persona o entorno. Complacer es uno de sus talentos; el arte en sus múltiples facetas uno de sus mayores placeres.

Escorpio
El signo Escorpio es la energía que confronta los opuestos. Su psicología está condicionada por la batalla que siente en su interior y debe afrontar. Tiene la característica especial de querer ver más allá de lo que se muestra. Aquí reside una cualidad de su energía: comprender lo oculto y ponerlo al descubierto. Los secretos, lo que pertenece al mundo inconsciente, las emociones y los deseos son su mundo, su ambiente, su energía. Pero esto tiene sus problemas: Evidentemente no todo el mundo soporta la intensidad emocional de Escorpio, ni la sociedad permite que la fuerza de los deseos sea expresada con naturalidad. Consecuencia: aprende a controlar su personalidad. 

Sagitario
El signo Sagitario es la energía que comprende y sintetiza la realidad. Su psicología llena de abundancia y generosidad es producto de haber encontrado el sentido de las cosas. El centauro representa a Sagitario, mitad animal, mitad humano. El hombre con su arco y flecha apunta y marca una dirección y sentido vital; y todo, con la fuerza bruta del animal. Su visión global hace ver el porqué de los hechos, teniendo como consecuencia una confianza innata en la vida. Psicológicamente desarrolla ideales y pensamientos, que son los patrones que constituyen su forma de caminar por la vida. Los pensadores y filósofos son personas sagitarianas. 

Capricornio
El signo Capricornio es la energía que tiene que ver con la culminación y materialización de los objetivos personales en relación, fundamentalmente, con lo social. Su psicología está llena de conocimiento acerca del esfuerzo que hay que realizar para alcanzar las metas propuestas. Es sinónimo de tenacidad, por una parte, y de sabiduría por otra. Capricornio acumula saber a través de la experiencia, es el que distingue lo esencial de lo superficial, lo que permanece de lo transitorio y es capaz de desplazar sus necesidades emocionales en pro de unos objetivos, de las obligaciones que se ha impuesto cumplir para llegar a la meta. 

Acuario
El signo Acuario es la energía de grupo en la que cada individuo realiza la función de hacer circular la energía. Su función es hacer fluir la energía para que ésta llegue a todos por igual. La psicología de la persona de Acuario está relacionada con lo que está más allá de uno, puesto que lo que le motiva en verdad es el grupo, lo que une y da sentido al grupo. Signo de libertad e independencia, necesita moverse sin ataduras, sin condicionantes porque Acuario es libre, directo y transparente. Es un signo desapegado por excelencia. Acuario, como signo de aire, a veces parece que no tienen sentimientos, pero es que es muy diferente a los signos de agua. 

Piscis
El último signo del Zodíaco se caracteriza por su sensibilidad y permeabilidad a las corrientes inconscientes. La función de Piscis es disolver toda forma con el fin de conectarse con lo esencial, con lo que permanece cuando desaparece el cuerpo y la forma. Piscis capta sensaciones que no puede explicar con palabras. Están los Piscis que, por no sucumbir a su extrema sensibilidad, se refugian en un lugar racional que no es acorde a su naturaleza; se alejan de su talento. Otro lado de Piscis, es “quedarse colgado en su mundo”, que no es otra cosa que un modo de evadirse de una realidad demasiado cruenta para el signo. Le encanta crear un mundo paralelo donde existen todo tipo de maravillosas sensaciones. Psicológicamente, Piscis está relacionado con la inspiración, la fantasía y la imaginación.