Liz Paola Orue Morel

Liz Paola es una joven madre de dos hijos. A sus 36 años esta Gloriosa mujer paraguaya, nos cuenta como gracias a la cooperación de su pareja y de sus hermanas, logra ese balance entre las prioridades y obligaciones que tanto su familia como su trabajo exigen. Gracias a esa colaboración en equipo logra ambas tareas con éxito y gran satisfacción.

Nuestra Gloriosa es parte del Cuerpo de Policía Nacional, desde muy joven sintió el llamado, el interés por el servicio que prestan, por esa seguridad que brindan y toda la parte investigativa que realizan. Según la oficial, es una profesión sumamente apasionante e interesante, con un amplio campo de acción ya que interactúa con otras profesiones como Derecho, Psicología, Sociología entre tantas otras.

Lo más impactante de su profesión es el contacto con las personas y sus necesidades, “nuestra gente presenta necesidades socioeconómicas muy pronunciadas, acompañarlas, guiarlas y orientarlas cuando están en una situación de vulnerabilidad ante la presencia de un delito, el resguardo , acompañamiento y respeto es lo más importante en mi desempeño laboral”.

Gloriosa2

Gracias a su trabajo, Liz Paola practica la comunicación asertiva lo cual también lo traslada a su hogar, logrando un mejor entendimiento tanto con su pareja como con sus familiares, lo cual la lleva a participar activamente en el crecimiento de sus hijos puesto que ella es una madre muy presente en sus actividades escolares y extraescolares, totalmente comprometida con la comunidad educativa a la que pertenecen sus hijos.

Cuando le consultamos acerca de aquello que le ha resultado más difícil o desafiante como mujer policía, nuestra Gloriosa nos respondió… “Como sabrás, y ante todo lo que ocurre en nuestro país y en el mundo, ser mujer trae aparejada una vulnerabilidad considerable, sumado a eso pertenecer a una profesión tradicionalmente masculina, sigue siendo un desafío diario para lograr la igualdad de oportunidades y el reconocimiento de paridad en la efectividad y eficiencia del trabajo, como te digo es un desafío diario. Sin embargo, reconozco que la Policía Nacional, aun con sus necesidades de mejora, trabaja continuamente por lograr constituirse en una institución igualitaria”.

liz-paola-orue-4

En lo personal, y con un gesto lleno de orgullo, Liz Paola, nos relata que en verdad es un orgullo poder ofrecer un servicio de seguridad para las personas. Todo esto gracias a una constante formación y capacitación.

Cómo mensaje final, Liz nos deja este comentario: “El servicio efectivo y cercano para la gente, es el símbolo distintivo de la Policía Nacional Paraguaya”.

¡Hasta una próxima entrevista, mis queridas Gloriosas!.

Déjanos tu comentario