Leticia Andrea Bordón

Nuestra Gloriosa de hoy, Leticia, nos cuenta que al terminar el colegio, tuvo que partir a Argentina, puesto que localmente aún no existía la carrera de Fonoaudiología. Fue una experiencia única y enriquecedora para la joven Leticia, tanto en lo profesional como en lo personal. Fueron cuatro años de gran crecimiento, en donde recibió una excelente formación y conoció a personas maravillosas que le apoyaron en el camino. Aunque no todo lo que brilla es oro, hay que reconocer, según nos cuenta la Lic. Bordón, que también estar lejos, del hogar conlleva a una inevitable añoranza por la familia y los amigos.

Volvió en el año 2006, a su querido Paraguay. Mismo año en que se recibió en la ciudad de Mendoza, Argentina. Formalizar su título llevó su tiempo como todo trámite legal en nuestro país, pero aún así se inició en una escuela de niños con disminución auditiva (Hipoacusia) en donde daba charlas a docentes entre otras tantas tareas. Colaboró por dos años con el Ministerio de Educación, ad honorem, en la educación especial, al mismo tiempo ya contaba con algunos pacientes particulares. “Iniciar parecía que sería fácil ya que en el país habían pocas profesionales en el área, pero yo tenia que hacerme conocer como profesional y también hacer conocer a los demás profesionales cuales eran las áreas de la incumbencia profesional de las fonoaudiólogas”.

Pasó el tiempo, y en el año 2010, Leticia realizó una especialización en Audiología en la ciudad de Buenos Aires, a partir de esa especialización se dedicó exclusivamente a realizar estudios de diagnóstico audiológico.

Al preguntarle a Leticia acerca de lo más difícil de su profesión nos cuenta que: “lo mas dificil es cuando realizo la detección de una pérdida auditiva en bebés y tengo que contarles a los padres lo que sucede y como son los pasos a seguir, porque siempre está la negación en primer lugar, como mecanismo de defensa, no queremos creer que “mi hijo no escucha”, siempre me toca la tristeza de los padres y le pongo mucho empeño en tener la calidez suficiente para poder contenerlos en ese momento”.

En cuanto a las patologías más comunes con las que se encuentra en su día a día, se encuentran las pérdidas auditivas por la edad, lo cual dificulta a los pacientes en su vida cotidiana ya que pueden escuchar pero no entender lo que oyen, lo cual afecta a su nivel de comunicación y a su entorno tanto familiar como laboral.

“Cuando a mi me toca hacer el diagnóstico, generalmente yo les explico a mis pacientes, como realmente funciona el oído y por qué ellos tienen esa sensación de escuchar y no poder entender. Y realmente soy de la teoría que los pacientes deben entender que es lo que les está sucediendo para que ellos también puedan tomar decisiones al respecto”.

Nuestra Gloriosa, nos explica que a pesar de que aún la ciencia no ha dado una solución final a la pérdida auditiva, existen alternativas que ayudan a sobrellevar dicha condición. Existen audífonos, prótesis auditivas que pese a todo el mito e incluso miedo de los pacientes para probarlos, logran grandes diferencias en la calidad de vida, una vez aceptados.

leticia-bordon-2

Otro de los puntos fuertes en la carrera de Leticia es la medicina preventiva, como los chequeos auditivos para empresas, previsionales, chequeos auditivos en recién nacidos, en niños en etapa escolar en donde es muy importante la detección a tiempo puesto que un niño que no escucha bien puede tener trastornos a nivel de la lecto escritura.

La Lic. Bordón nos hace énfasis el un chequeo auditivo anual, además de evitar la exposición a ruidos intensos que pudieran dejar lesiones irreversibles. Así mismo, aconseja, que los padres lleven a sus recién nacidos a realizarse un diagnóstico auditivo. “Lo ideal es hacer una detección temprana ya que esto le va a dar la posibilidad a un niño que aunque haya nacido con una pérdida auditiva, si equipamos tempranamente el niño va a poder desarrollar y adquirir lenguaje, de hecho con una estimulación podrá desarrollar su lenguaje”.

No nos olvidemos que nuestra Gloriosa, además de Lic. en Fonoaudiología, es madre de Ana Paula de dos añitos, y nos cuenta que con respecto a su rol de madre tiene la suerte de trabajar medio tiempo lo cual le permite acompañar a su hija medio día. Según Leticia y estoy segura que muchas madres nos identificamos con ella, lo más difícil para toda madre es separarnos de nuestros hijos, ya que todas desean estar junto a ellos todo el día. Nos comenta que al principio fue un poco complicado ya que había iniciado un doctorado en Buenos Aires, pero gracias al apoyo de su esposo pudo seguir adelante tanto con su carrera como con su rol de madre.

En sus propias palabras… “Ser mamá es la mejor profesión que nos puede tocar a las mujeres Gloriosas”.

Hasta una próxima vez mis queridas Gloriosas…

Déjanos tu comentario