Laura Calabrese – Mamá, diseñadora, vestuarista, fotógrafa, florista, modelo

Laura Calabrese

Mamá, diseñadora, vestuarista, fotógrafa, florista, modelo

Laura Calabrese es una persona increíble, en momentos en que en una producción audiovisual todo el mundo se pone muy loco y se empiezan a tirar flores (a gritar en realidad) Lau, trabaja tranquila, siempre con una sonrisa y siempre todo listo para cuando se necesite, la capacidad de trabajar con calma y buena onda en un ambiente como el de la producción audiovisual es una bendición, diría yo, porque juro que hasta la persona más zen se puede poner muy loca.

Laura siempre fue amante del arte y la moda, pero antes de concentrarse en su lado artístico, de chiquita quería ser veterinaria, pero como le asusta un chiqui la sangre, decidió que ese no era su camino, además al ser heredera de tres fashionistas (Mamá Pupe Alegre, la tía y la abuela) parecía el camino cierto a seguir, aunque llegado el momento de hacer algo, no podía decidir entre “o pinto (la verdad que no sé como hacer plata con eso) o hago moda”, porque a veces es difícil hacer algo que además de gustarte pueda generar unos ingresos, entonces comenzó a laburar como serigrafista, una combinación entre pintar y moda, aunque ella misma confiesa que no es muy fan de la moda, y tampoco se considera fashionista, pero lo que sí le apasionan son  los vestigios de la moda (o sea una onda vintage) y fue de ahí fue surgió lo de trabajar con vestuario.

moda-gloriosa-2-laura2

Comenzó allá por el 2000 o 2003 aproximadamente con Maneglia-Schembori, y de ahí no paró, fue directora de vestuario para comerciales y fotos de importantes marcas, también laburó en cine, cortos y largos (La enamorada, El Baldío, Y al tercer día, La chiperita), clips de música, teatro, eventos y tiene el Depósito de vestuario, donde alquila ropa para todo tipo de producciones.

También diseñó ropa para el proyecto Caraguatá, que rescataba el laburo indígena en Caraguatá, el que fue utilizado como complemento de piezas de ropa de estructura simple, utilizando el lienzo como material para sus diseños. Laura junto con Norma Ávila presentaron una colección que propuso una estética más sofisticada, con prendas de fiesta, donde el principal detalle de lujo fue el trabajo hecho en fibra natural de caraguatá, teñida y tejida a mano por indígenas paraguayas.

Hoy en día Laura continúa su laburo en el mundo de la producción audiovisual, pero también le gusta diversificarse, ya que trabaja como florista encargada de tocados para novias en La Floresta. Además, ocasionalmente hace de modelo de pasarela, ella no para, se diversifica, se reinventa y está siempre con buenísima onda.

moda-gloriosa-2-laura-3

El secreto de Laura para mantener la calma cuando todo está muy loco es simple:

“Cuando hay estrés, yo le llamo la vieja escuela, porque el que grita y maltrata, es porque no sabe… Y siempre hay una diferencia entre el patrón que grita y el jefe que enseña, rema el mismo barco. Hoy día está mucho mejor el ambiente (audiovisual) en Paraguay, se siente el crecimiento.”

Para saber más del laburo de Laura pueden accesar: http://lauracalabrese.tumblr.com/page/23

Y también al facebook de La Floresta: https://www.facebook.com/lafloresta.flores/

Déjanos tu comentario