Las parejas y el confinamiento

Ninguno de nosotros imaginábamos hace tres meses que nuestra vida iba a pegar un cambio tan radical como el que estamos viviendo. Si nos lo hubieran dicho, nos habríamos reído pensando que eso era más propio de una película de ciencia ficción. Pero como muchas veces ocurre, la realidad ha vuelto a superar a la ficción y nos ha tocado vivir una pandemia, con miles de fallecidos y con estado de alarma de por medio.

Todo esto nos ha llevado a preguntarnos si afectará y de qué manera a la forma en la que nos estamos relacionando y en la que nos relacionaremos en el futuro.

Todas las parejas han tenido que vivir una situación extraordinaria durante el confinamiento. O bien por compartir más tiempo que nunca o, por lo contrario, algunas de ellas han pasado este encierro separadas y no saben cómo será el reencuentro. Hay otras que se han conocido durante esta pandemia, gracias a las apps de citas. Todas las relaciones sentimentales se han visto afectadas de alguna u otra manera y lo harán también durante la desescalada. Ahora es cuando hay que solucionar todos los problemas y recuperar la vida normal, pero muchas de ellas no saben cómo hacerlo. Pero vamos por partes. Hay una pregunta clave que nos hacemos todos: ¿Cómo ha afectado a las parejas el confinamiento?

Algunas parejas habrán tenido la oportunidad de reencontrarse; sin embargo, es posible que para otras haya sido la prueba definitiva de que ya apenas queda nada del vínculo que compartieron en un principio. Otras pueden estar viviendo una luna de miel. O puede que la cuarentena les haya encontrado viviendo separados y toda la magia se esté “acumulando” para cuando, por fin, puedan volver a tocarse.

Es probable que, una vez finalizado, todos necesitemos cambiar de aires y de contexto. Y eso incluye a las personas que durante estos meses han sido compañeros inseparables. ¿Esto implica algún problema o indica que la relación está en crisis? Para nada. Si nuestra pareja o nosotros mismos estamos deseosos de relacionarnos con otras personas, es conveniente que seamos capaces de interpretar adecuadamente este sentimiento: no quiere decir que no queramos estar con nuestra pareja, lo que indica es que queremos pasar tiempo con otras personas.