La terrible celulitis

Para las mujeres la celulitis es como una maldición, y ¡que pucha! en algunos casos ya comenzamos a tenerla en la adolescencia, y ésta nos persigue y atormenta por el resto de nuestras vidas. Lo peor de todo es que nos hace sentir feas, por lo que empezamos a no usar más ropas que muestren las piernas, y bikinis ¡ni pensar!

Ahora bien ¿qué es la celulitis en sí? Aparte de ser esa cosa horrorosa que aparece en la cola, los muslos y hasta en la panza, científicamente hablando, vamos a decirle, la celulitis es la acumulación de tejido adiposo (que nosotros conocemos como grasa) en ciertas partes del cuerpo, formando nódulos o sea tipo un montón de bultitos todos juntos haciendote sentir horrible.

¿Y porqué tenemos celulitis? Existen varios factores que nos llevan a acumular esa grasa horripilante en nuestro cuerpo, uno de ellos es la incapacidad que tiene nuestro tejido subcutaneo de eliminar toxinas de nuestro organismo, además está el factor hereditario (porque si las mujeres de mi familia tienen, si o si yo también voy a tener). Otros causantes son deficiencia en los pulmones y riñones, que son los órganos que purifican las sangre. Problemas circulatorios, problemas endocrinos,  y uno de ellos somos nosotras mismas, por no alimentarnos correctamente, también la ansiedad y la depresión pueden causarnos celulitis. ¡Con todas estas causas es imposible salvarse!

Tenemos que hablar a calzón quitado y aceptar que la celulitis es algo súper difícil de eliminar, es una guerra constante, existen varios tipos de tratamientos para combatirla, algunas casas de belleza ofrecen tratamientos bastante efectivos para la eliminación de esta maldición, pero hay que reconocer también que estos procedimientos aunque buenos, son muy caros, y no todas podemos pagarlos, también existen tratamientos naturales que ayudan a mejorar el aspecto de la piel.

Si no estamos en condiciones financieras de pagar un buen tratamiento estético lo que podemos hacer en primer lugar es cambiar nuestro comportamiento alimenticio, porque comemos muy mal y eso es malo en todo sentido, no solo estético. Una dieta saludable tiene que incluir frutas y verduras, cereales integrales, legumbres, lácteos desgrasados,  semillas y carnes blancas magras, y pescados desgrasados; tomar agua en buena cantidad también es importante  para mantener la piel hidratada y poder eliminar todo lo que nuestro cuerpo ya no va a necesitar.

Importantísimo amiga kaigue, ¡hace ejercicios!, si las mujeres tenemos horror de hacer ejercicio, y a veces nos anotamos para ir al gym, nos vamos una vez y desistimos. Con esto no te digo que te mates entrenando, simplemente podés hacer caminatas, correr y andar en bici, de hecho andar en bici es algo que ayuda muchísimo.

Existen también fórmulas caseras para masajear las zonas donde la espantosa celulitis se hospeda, podes hacerte unos masajes con miel aplicándola en la zona “celulítica” y masajeando por 10 minutos, esto te va ayudar a mejorar el aspecto de la piel, mejorar la circulación y eliminar toxinas. Otra cosa que podés usar para masajearte las zonas de terror, es el café, ya que la cafeina ayuda a mejorar la piel y mantenerla lubrificada por así decirlo, el procedimiento es igualito al de la miel, aplicate el café en la zona afectada y masajeate por 10 minutos.

Es importante que todos los días, a la hora de ducharte, te masajees las zonas del horror (si, odio la celulítis con toda mi alma) con una esponja natural de esas que encontrás fácilmente en los super, esto te va ayudar a mejorar la circulación sanguínea.

¡Manos a la obra chiquis, que la celulitis nunca nos gane y nos haga sentir feas!

Déjanos tu comentario