La real importancia de dar de mamar a los chicos

El tema de la lactancia materna siempre ha sido controversial, ya que por mucho tiempo se la ha considerado como un hecho vergonzoso, el dar de mamar a los chicos era y aún sigue siendo algo difícil de ver en público, muchas madres optan por sencillamente no dar de mamar a sus hijos; pero fuera de todo valor estético o antiestético, la lactancia es de suma importancia para el desarrollo tanto emocional como físico de los chicos, veamos aquí porqué es vital dar de mamar.

 

Por tratarse de leche específica para el ser humano, la leche materna es muchísimo más fácil de digerir que las de fórmula, además como se trata de fluido vivo, el mismo cambia para cubrir las necesidades del bebé a medida que crece.

 

También ayuda a tener desarrollo maxilofacial óptimo, porque cuando el bebé extrae la leche del pecho utiliza más músculos faciales que con el biberón, además al fluir la leche directamente del pezón a la boca del bebé, está exenta de manipulaciones y libre de contaminación por gérmenes.

 

Además dar de mamar también tiene beneficios para la mamá, ya que la lactancia ayuda a que el útero se contraiga rápidamente, evitando hemorragias post parto. Ayuda igualmente a perder el peso ganado durante el embarazo, porque la grasa acumulada es usada como energía para la producción de leche. Aparte se ahorra tiempo, ya que es un alimento siempre disponible.

 

La importancia de la lactancia materna alcanza niveles sorprendentes, ya que es uno de los elementos más trascendentes para la vida humana y no sólo en términos nutricionales, sino fundamentalmente por los componentes afectivos y vinculares que rodean al acto del amamantamiento.

 

Importante mencionar que los chicos que son amamantados tienen un mejor desarrollo del sistema inmunológico y crecen fuertes y bastante saludables.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad y la continuación de la misma (con introducción gradual de los alimentos sólidos) hasta el segundo año de vida, por lo que no está mal dar de mamar a los chicos aunque la sociedad considere que ya están grandes para seguir mamando , si tu bebé tiene casi dos años y aún le das de mamar estás haciendo muy bien.

 

Con todos los beneficios que aporta la lactancia materna tanto para el bebé como para la madre, es una práctica que debemos reforzar en lugar de estigmatizar, es algo natural y por consiguiente debe ser tratado como normal, ¡así que a dar de mamar y cuánto más mejor!