La dieta que te deja comer de todo

Como todas sabemos, el exceso de peso, o estar por debajo del peso normal, no solamente es una cuestión estética, es principalmente una cuestión de salud, y si bien existen un montón de dietas, muchas de ellas son absurdas, otras inútiles y otras hasta peligrosas, lo ideal es siempre visitar a un nutricionista para que te haga una dieta acorde a tu perfil, pero igualmente te queremos comentar sobre esta Dieta Sueca, que te deja comer de todo un poco, pero ojito que hay reglas que seguir.

La dieta se llama sueca, porque fue creada por un grupo de nutricionistas de Suecia y según dicen funciona excelente porque contiene pocos carbohidratos y una buena cantidad de grasas beneficiosas y proteínas. Aumenta el metabolismo, ayuda a la digestión y disminuye el apetito, lo que hace en el caso de que tengamos sobrepeso, perdamos peso por que comemos lo justo y no en exceso.

Lo interesante de esta dieta es que podemos comer todo lo que queramos hasta que nos sintamos realmente satisfechas, por lo que no se trata del embole de contar cuántas calorías comemos o restringir las porciones comida. Según los expertos suecos con esta dieta se pueden perder hasta 5 kilos en apenas dos semanas.

Ahora viene la parte jodida, se puede comer de todo pero de todo lo que sí se puede comer  y obviamente no comer nada de lo que no se puede, solo así se van a conseguir los resultados deseados con esta dieta.

La dieta sueca divide los alimentos en 3 grupos básicos:

Alimentos que se pueden comer cuando se quieran comer

  • Proteínas de origen animal
  • Huevos duro
  • Vegetales que crecen sobre la tierra (repollo, brócoli, calabacín, tomate, espinacas, lechuga, pimientos)
  • Hongos, aguacate y aceitunas
  • Productos lácteos, en especial los que contienen un alto porcentaje de grasa (yogur, crema agria, queso)
  • Frutos secos (semillas de girasol, nueces, semillas de calabaza, almendras)

Alimentos que se pueden comer ocasionalmente

  • Verduras (remolacha, zanahoria, nabo, apio)
  • Frutas (una al día como postre)
  • Chocolate negro con más del 70% de cacao (no más de dos veces por semana)

Alimentos que no se pueden comer

  • Azúcar, jugos, bebidas gaseosas, fideos, galletitas, tortas, helados, muesli y edulcorantes artificiales.
  • Granos y almidón (pan, arroz, pasta, papas)
  • Margarina y aceite refinados
  • Alcohol (en especial cerveza)

La eliminación del azúcar refinada es uno de los secretos de esta dieta, se puede reemplazar por grasa y proteína, que es lo que deja esa sensación de estar satisfechas y además con suficiente energía para todo el día.

Es ideal tomar mucho té verde durante el día, ya que está demostrado que ayuda a perder peso.

Los frutos secos y las verduras proporcionan al cuerpo altas cantidades de fibra dietética, dándole energía y mejorando la digestión. El valor recomendado de fibra diaria es de 38 gramos para los hombres y 25 gramos para las mujeres, pero es importante tomar bastante agua para equilibrar el consumo de fibra, para no tener estreñimiento.

La fibra es un tipo de carbohidrato que el cuerpo no es capaz de digerir, por lo que trabaja mucho para intentar y así quema muchas más calorías. Además regula el uso que el cuerpo hace de los azúcares, ayudando a controlar el hambre y a tener los niveles de azúcar en la sangre bajo control.

Las proteínas aportan más calorías que los carbohidratos, y además son capaces de reponer las reservas de energía, aceleran el metabolismo y los aminoácido que contienen ayudan a quemar grasas incluso cuando el cuerpo está inactivo.

Además de seguir las reglas de la dieta es importante ejercitarse por lo menos 3 o 4 horas a la semana.