Ka’i Ladrillo

Un dulce que nadie rechaza es el Ka’í ladrillo o ladrillo del mono, el porqué del nombre según cuenta la leyenda es porque los monitos, especialmente el ka’i mirikina, gustan de todos los alimentos dulces y ladrillo por el formato que tiene y el peso. Esta delicia de maní con miel negra o miel de caña es bastante tradicional en nuestro país y muy antigua, ya que proviene del tiempo de las colonias, y aunque tiempos modernos han traído la versión con dulce de leche, el ka’í ladrillo de miel de caña continúa tan popular como en los viejos tiempos, y si te gusta experimentar en la cocina, hoy te traemos una receta simple y rápida para que puedas preparar tus propios dulces, además este alimento es excelente para quienes entrenan ya que el maní es una fuente de proteínas.

Ingredientes

Para 4 personas

  • ½ litro de miel de caña
  • 500 g de maní tostado en grano

Preparación

En una olla colocá la miel y llevala al fuego. Dejá hervir hasta que llegue al punto de bolita dura. Se puede saber el punto cuando al remover se ve el fondo del recipiente.

Retirá del fuego y agregale el maní tostado en trozos o molido dependiendo de tu gusto. Revolvé hasta que se note más clara la miel.

Volcá el preparado sobre una base plana previamente aceitada, y con la ayuda de un cuchillo o paleta de metal dale forma cuadrada o rectangular.

Dejá enfriar bien y conservá en un lugar fresco y seco.

Si querés cortarlo en cuadraditos, conviene marcarlo ya en caliente. También se puede usar el maní triturado o molido.

Déjanos tu comentario