Ir a conciertos aumenta tus años de vida

Los conciertos, esa energía de la música, la energía del mismo público es bueno para nuestra salud, tan bien nos hace sentir que incluso se dice que nos da el doble de bienestar que la práctica de yoga.

El profesor Patrick Fagan de la Universidad de Goldsmith de Londres en colaboración con el recinto 02 (lugar donde ser realizan conciertos constantemente) han realizado un análisis que concluye que “20 minutos de un concierto pueden incrementar en un 21% la sensación de bienestar en los asistentes”. Comparando con una sesión de yoga del mismo lapso de tiempo, esta última aumenta esa sensación de bienestar en un 10% lo mismo que sacar a pasear al perro.

¿Qué ganamos con esta sensación de bienestar aumentada?

La investigación concluye que dicha sensación de bienestar se traduce a un incremento en la esperanza de vida de hasta nueve años, entonces, muy buenas noticias para los amantes de la música y conciertos, ya que el estudio concluye que ir a un concierto una vez cada quince días, mejoraría su longevidad por casi una década.

Aparentemente, el secreto de tal bienestar está definido por la mejora de las tasas psicométricas y en el esfuerzo cardíaco que se realiza al saltar, bailar, cantar, vibrar, durante los conciertos. Y como si fuera poco, añaden que la autoestima y el sentimiento de cercanía a otros mejora en un 25% así como la estimulación mental se dispara en un 75%.

En conclusión, a seguir disfrutando de los conciertos, cuántos más… ¡mejor!