Interesantes tips para que tus fotos nocturnas no sean tu peor pesadilla

Fotos noturnas uff…una pesadilla, difícil de enfocar, una historia de horror intentar medir la luz y las mayor;ia de las veces acabamos tomando fotos oscuras, movidas o con mucho ruido, que simplemente nos parecen inaceptables.

Pero por suerte algunos truquillos pueden ayudarnos a lograr esas fotos, y te los contamos acá.

Las fotos nocturnas por lo general exigen un tiempo de exposición prolongada. Para esto es siempre bueno tener un trípode, pero para evitarnos el embole de andar cargando a cuestas uno grandote, podemos optar por uno chiquito de esos de bolsillo de esos de patitas flexibles.

Otra buena idea es usar el nivelador de la cámara. Es muy común que las fotos nocturnas nos salgan torcidas, porque tenemos menos referencias. En esa situación es bueno siempre usar el nivelador que viene en la cámara para que los horizontes te salgan niveladitos. Si no tiene, podés siempre recurrir al nivelador del trípode.

¿Noche lluviosa? La lluvia por lo general nunca es bien recibida, pero para las fotos nocturnas es una buena. Pasa que el agua refleja la luz, tanto así que la lluvia nos ayuda a dejar nuestra foto con una escena bien iluminada y muy interesante.

Las aperturas más cerradas (como f/22) permiten exposiciones más largas y en consecuencia, podemos registrar movimientos de forma interesante.

Ahora es nada más armarte de valor y salir a cazar unas buenas fotos nocturnas.

Déjanos tu comentario