Infecciones intestinales veraniegas – ¿Por qué?

 

En el verano, así como en otras estaciones, surgen algunas enfermedades típicas, que son causadas principalmente por los cambios de hábitos y los cambios alimenticios que adoptamos durante esta época.

 

Pasa que en verano comemos diferente, y muchas cosas mudan por lo que nos encontramos a veces propensas a tener alguna de las enfermedades típicas de verano, entre ellas están las infecciones intestinales, que se producen principalmente a causa de alimentos contaminados, ya sean productos crudos o listos para consumir.

 

Las infecciones intestinales también son producto de alimentos que no fueron cocinados apropiadamente y por lo tanto no eliminan los microbios que contienen por naturaleza. Por esto es importante tener en cuenta, que los niños no deben comer nunca carne roja, carne de pollo o pescado que no esté totalmente cocinada.

 

Los alimentos en mal estado también pueden causar este problema. Y son bastante comunes en el verano, porque las altas temperaturas aceleran el deterioro de los alimentos y peor aún si estos no son conservados adecuadamente. Por eso mucho ojo al ir de camping o a la playa.

 

Para conservar alimentos adecuadamente, es vital revisar las etiquetas que tienen los productos porque allí por lo general nos dan las indicaciones de como conservarlos, y ojo con algunos alimentos que luego de ser abiertos su duración no es mayor a cuatro o cinco días, incluso refrigerados.

 

Las infecciones intestinales provocan cuadros de diarrea aguda simple, con un período de incubación de 48 ó 72 horas. Algunas veces gastroenteritis, cuando se producen vómitos, u otras enfermedades más complejas, como el síndrome urémico hemolítico (SHU).

 

Este síndrome SHU, es provocado por una bacteria denominada Escherichia Coli 0157 enteropatógena, que por lo general se encuentra en carne mal cocinada. Estas infecciones son muy peligrosas ya que de no ser tratadas a tiempo pueden generar una insuficiencia renal crónica. Ante la sospecha de una infección intestinal hay que tener especial cuidado e ir al médico sobre todo, cuando se presenta fiebre que no cede pasadas las 48 horas, existe peligro de deshidratación por la fuerte presencia de vómitos, así que mucho ojo con los alimentos este verano. A estar atentas chicas.