Hasta la mujer maravilla necesita dormir

Las mujeres que somos mamás de niños y niñas pequeños/as sabemos que los primeros meses de vida pueden ser bien desafiantes inclusive para las madres con experiencia. Los chicos están con mil energías y también molestias o dolores que los hacen llorar y hacer berrinches. Tu bebé no duerme y además tu cuerpo se recupera de todo el gasto. Nosotras aguantamos por un tiempo pero, este tipo de vida no puede llevarse por mucho tiempo. También necesitamos dormir.

¿Ya te pasó que ves a las mamás en Instagram cocinando comida saludable con sus bebés y también tejiéndoles ropitas etc. y no sabés cómo lo hacen? Ya nos pasó a todas. Internamente nos decimos que nuestros hijos merecen los mejor y creemos que hacer “de todo” es el camino correcto. Dormir no es para las débiles, es para las inteligentes. Si queremos ser madres efectivas, debemos también estar descansadas.

Te damos aquí unos consejos para afrontar esta etapa:

  • Si te cuesta dormir a la noche, comenzó a estirar o hacer yoga unos 20 minutos antes de ir a acostarte. No solamente te ayudará físicamente para poder prepararte para el sueño, sino que también te permitirá tener un momento para dar una pausa al largo y ocupado día.
  • Si te despertás a la mitad de la noche y no podés volver a dormir, te recomendamos buscar algunos videos de sonidos de la naturaleza como los de una tormenta, el canto de los pájaros, el río que corre o las olas que golpean la costa. Esto ter ayudará a relajarte y poder retomar el ciclo de sueño.
  • Por más que la tentación sea gigante, NO REVISES TU TELÉFONO después de que se apaguen las luces. No al correo, no a las redes sociales. Déjalo bien lejos.
  • En el día, agendate y date tiempos de placer. Sí, suena juguetón pero es necesario poder tener unos 30 a 60 minutos del día para dedicarlos solamente a vos. A veces necesitas una simple siesta, otras ver tu serie preferida y en otras, un tiempo especial con tu pareja.

Para lo que sea y donde fuera, una madre con un infante pequeño necesita mucha energía y para eso debe descansar correctamente. Ser mamá es una bendición y también debe sentirse así. Comenzá a cuidarte más. Contános luego cómo te va.