Hábitos diarios nos arruinan el pelo

Yo soy de las personas que se tocan bastante el pelo, para mi es algo súper natural, así como lo es secarme el pelo con una toalla o tomar baños ultra calientes, esto hábitos resultan súper dañinos para nuestro pelo y tenemos que ponernos atentas para evitarlos, acá te contamos más sobre esas costumbres inocentes que tenemos.

  1. Tomar baños ultra calientes. Además de abrir demasiado la cutícula del pelo, el agua caliente aumenta la grasitud del cabello y es una de las causas principales de la irritación del cuero cabelludo. Lo ideal es lavarte el pelo con agua tibia o fría.
  2. Secar el pelo con la toalla. La toalla  puede ser un agresor malvado para el pelo, principalmente si éstos ya están dañados. Si te lo vas a secar con la toalla no lo restriegues, sino apretá el pelo con ella con cuidado, sacando la humedad mecha por mecha.
  3. Dormir con el pelo mojado. Este hábito es ideal para crear un ambiente propicio para hongos y dermatitis, aliados principales de una cama calentita (calor más humedad = hongos). Idealmente antes de dormirte secatelo con secador, para por lo menos sacar la humedad del cuero cabelludo y evitar así una colonia de hongos en la cabeza.
  4. Pasarte la mano por el pelo constantemente. Se tenés esta costumbre, acordate que muchas impurezas que están en nuestras manos van a nuestro pelo, aumentando así la grasitud del mismo.
  5. Coletas o colas de caballo. Este peinado es mi preferido, pero el uso continuo genera una tracción excesiva en el pelo y es una de las causas más comunes  de alopecia capilar. Si querés hacerte coletas, entonces usá gomitas de tela que evitan que el pelo se quiebre.
  6. Lavar el pelo todos los días. Mucha gente piensa que cuanto más se lava el pelo más sano éste será, muy por el contrario, cuando nos lavamos el pelo en exceso, esto acaba tirando la grasitud del pelo y agrediendo el cuero cabelludo con productos químicos. Lavatelo día de por medio.