Gloriosas Hermanas de Irene

Ellas han coincidido en un proyecto educativo que a través del entretenimiento busca transferir los valores familiares que le inculcaron desde pequeñas. A instancia e insistencia de una hermana menor decidieron abrir una colonia de vacaciones en un populoso barrio de Lambaré. Hoy nos cuentan en Gloriosas sus experiencias y vivencias:

¿Cuáles han sido sus principales motivaciones para abrir una colonia de vacaciones?

La verdad que este es un proyecto familiar, gestado a partir de una idea de Irene, la menor de la familia, que buscaba volver a compartir entre todas las hermanas, como cuando cuidábamos de nuestra madre y a pesar de nuestros otros trabajos hemos buscado los tiempos para llevarlo adelante. Hace poco tiempo nuestra madre ha partido a la casa de nuestro Dios padre, después de una larga convalecencia y mucha angustia de todas nosotras que la veíamos apagarse con la sola posibilidad de parte nuestra de brindarle solamente cuidados paliativos. Tal vez esta colonia es una suerte de homenaje a ella y de hecho, una de las actividades que organizamos en la misma tenía algo que ver.

¿Nos podrían hablar más al respecto de eso?

Creemos que hoy se está perdiendo un poco aquel respeto y tal vez también esa contención que las anteriores generaciones brindaba a los adultos mayores, a los abuelitos, entonces, como parte de las actividades de la colonia pensamos en visitar un asilo de ancianos con los chicos y la experiencia de juntar los dos extremos de la vida ha sido realmente fantástica e enriquecedora, tanto para los abuelitos como para los niños.

Las caras de los abuelitos reflejaban una profunda alegría y ternura por la visita de los pequeños y ellos, con la inocencia y frescura que los caracteriza no se guardaron nada y a través de una muy simple representación lograron su cometido: brindar un tiempo de máxima calidad y amor a quienes lastimosamente en muchos casos no cuentan ya con la contención de sus respectivas familias.

¿Qué creen que han rescatado con esta experiencia de la colonia?

Como dijimos antes, el volcar valores en estas verdaderas esponjas que son los niños es una actividad altamente gratificante. No en balde se dice que son el futuro, pero este futuro es también responsabilidad nuestra en el presente. A través del ejemplo nosotros debemos enseñar y mostrar como y cuan agradecidos debemos estar con nuestros abuelitos o con nuestros padres ya mayores. Hoy día que la expectativa de vida va a aumentando gracias a los avances de la medicina, debemos entender que año a año tendremos cada vez más y más personas que entren en esa franja de la tercera edad.

Así como en su momento estas hermanas han cuidado de su padre y últimamente de su madre, así también con nuestros hijos a través de actos tan humanos como el contacto, el hablar o el simplemente reír podemos enseñar a los pequeños la importancia del cuidado. Ayer nos cuidaron ellos, hoy nos toca cuidarlos nosotros.

¿Algunos consejos para trabajar ciertos aspectos con los niños en estas vacaciones que nos puedan agregar?

Es importante darles su espacio y a la vez nuestra atención, buscando un equilibrio entre ambas cosas. Los niños tienen que poder sociabilizar entre ellos pero no debemos perder de vista el que también lo hagan con nosotros. Desafiar su creatividad con juegos que hoy se consideran poco menos que de antaño, como dibujar, recortar o simplemente patear una pelota nunca deberían pasar de moda. Menos tecnología y más movimiento en este verano será altamente rentable para nuestros niños en todo sentido, tanto para su salud, como para su educación.

El contacto cercano con ellos lo que hará es solidificar nuestro lazos y pasarle enseñanzas y valores que les serán útil en su vida y que también harán que ellos mismos el día de mañana sean eficientes docentes de su propios hijos.

Algo más que deseen agregar?

Estamos con un nuevo proyecto de armar grupos de contención para los adultos mayores, atendiendo a esa realidad de la que hablamos antes de la que entendemos será una creciente demanda de este tipo de iniciativas para dar soporte a este segmento etario, tanto hoy como en el futuro.

Nada más que agradecer a Claro y a este espacio que también venimos siguiendo nosotras por este espacio que nos permite hablar de nuestras experiencias como mujeres, como madres, esposas y profesionales. Los instamos a seguir adelante para que podamos ampliar las pequeñas grandes cosas de la vida que hacen grandes a las mujeres paraguayas.

Déjanos tu comentario