Nelly Maldonado

Nelly nos comenta que además de ginecóloga y obstetra, es mamá y esposa, que hace más de 35 años se dedica a la tarea de la lucha contra el cáncer de mujeres, el de cuello uterino y el de mamas. Su historia profesional se inició en la Universidad Nacional de Asunción, en ese entonces, no había otra opción. Luego llegaron las pasantías y especializaciones en Brasil, desde un nuevo idioma hasta la especialización en mastología. En ese vecino país, pudo ver una variedad de casos muy interesantes, en seis meses pudo ver una variedad de casos que en nuestro país tomaría años en presentarse.
En Paraguay, su primer entrenamiento fue en el Hospital de Clínicas junto a grandes profesionales del medio, maestros que no solo le enseñaron acerca de la materia, sino lo más importante, el amor, el respeto y la disciplina por la carrera. Lo suyo siempre fue la cirugía, por ello se especializó en la cirugía de mamas y del cuello uterino que afecta a tantas mujeres en nuestro querido país.

Nelly-Maldonado-Gloriosa2
Con el tiempo, se dedicó con todo tanto en el área pública como en el sector privado, fue creciendo como profesional, hasta llegar a ser jefa del departamento de patología cervical en el Instituto Nacional del Cáncer, en donde mantuvo su cargo por años, además fue jefa de la Clínica de tumores María y Josefa Barbero, en donde tuvo la colosal tarea de levantar ese lugar después de la mudanza del hospital a Capiatá. Prueba superada, la clínica hoy en día es muy conocida, “está bonita, coqueta”, como nos cuenta Nelly en sus propias palabras.
De ahí, hace tres años, aceptó un nuevo desafío junto al ministro de salud, el Dr. Antonio Barrios quién le dio la oportunidad de cambiar de desafíos, cambiar la visión de todo ese conocimiento sobre el cáncer y traspasarlo al programa nacional, el cual brinda una visión global, ampliada, en donde la doctora Nelly, se enfrenta a otro mundo, otro vocabulario, otra necesidad, otro manejo, lo cual le llevó a dejar el mundo de la práctica privada para dedicarse de lleno al programa nacional de prevención y tratamiento del cáncer de mamas y cuello uterino.
Un punto muy interesante que nos comenta la Dra. Maldonado, es que este programa emblemático cuenta con el aval de la ley 3.331 del año 2007, que garantiza a la mujer paraguaya, el acceso a los servicios para la prevención, detección y tratamiento del cáncer tanto de cuello uterino y de mamas, incluyendo la vacuna contra el virus del papiloma humano. Dicha vacuna ya se aplica en nuestro país de manera totalmente gratuita, en dos dosis a las niñas de diez años en adelante.
También nos comenta que el estudio del PAP se realiza a todas aquellas mujeres que ya han tenido relaciones sexuales y que no tiene costo alguno, sólo hay que acercarse a los centros de salud en todo el país.
Su trabajo no es nada sencillo, planeamiento de actividades, jornadas de capacitaciones a lo largo y ancho del país. Y como si fuera poco, hace un año y medio, esta Gloriosa mujer, volvió a la Universidad, esta vez para especializarse en Gobierno y Gerencia Pública.

“Hoy en día viajo mucho al interior, recorro las regiones, también tengo invitaciones al exterior, el programa tiene invitación y participación, este programa tiene un liderazgo en lo que se refiere a casos de cáncer de cuello uterino y de mamas a nivel Latinoamérica y Caribe, debido a nuestra experiencia, nuestra trayectoria y también por la estructura.”

Nos cuenta que hoy en día, lo que se busca es la calidad en el servicio, que las mujeres puedan contar con un servicio de primera calidad, con equipamiento de primera y operadores de primer nivel. Nos comenta que la mujer paraguaya cada vez está más despierta, más interesada en la prevención contra el cáncer, tanto de mamas como de cuello uterino y para ellas va un consejo:

“Mi consejo para las Gloriosas que leen esto, es que en el tema laboral cuando tenemos desafíos que nos piden mucho, mucho tiempo, mucha dedicación, no nos olvidemos que somos mujeres, que hay un espacio para la familia, para el esposo, para los hijos, no se olviden de eso, el toque de la mujer es lo que que hace acogedor al hogar y por el otro lado, la mujer paraguaya hoy en día es muy participativa, inteligente, quiere conocer, saber y participar, yo les aliento a las mujeres paraguayas a la participación, en diferentes áreas, en diferentes rubros, está quién le gusta la política, la filosofía, la literatura, historia, en cada área, porque eso es un don y es un talento que Dios nos da, en cada área que una decida y elija desenvolverse, está el área profesional, el talento que Dios nos da y está el área, el momento de la mujer”.

En su caso particular, Nelly reconoce la importancia de su familia, sin el constante apoyo y comprensión, tanto de su esposo como de su hijo, quizás hoy no podría estar ayudando a tantas Gloriosas en su lucha contra el cáncer de mama y de cuello uterino.
¡Hasta una próxima queridas Gloriosas!

Déjanos tu comentario