Gel casero que suaviza la piel, combate arrugas, machas y cicatrices

Infelizmente, igual cuidando nuestra piel, el envejecimiento de la misma es algo inevitable e es súper difícil impedir el aparecimiento de manchas, arrugas y estrías. Esos problemas pueden surgir a lo largo del tiempo y en circunstancias excepcionales como el embarazo o cambios repentinos de peso, así como quemaduras, lesiones o exposición solar.

Para fortalecer la salud de la piel te traemos la receta de un gel casero que hará maravillas, con apenas algunos ingredientes podés hacer ese cosmético totalmente natural. Este gel combate estrías, manchas, quemaduras y arrugas.

Además ayuda a curar quemaduras de sol, fuego y agua hervida, calma la irritación de piel, combate reacciones alérgicas provocadas por picaduras de insectos y ayuda a mejorar la apariencia de estrías, reduciendo su tamaño y color.

También hidrata la piel y previene el aparecimiento de arrugas, deja la piel más suave y radiante e impide la aparición de hongos.

Los ingredientes que van a necesitar  para elaborar este gel son:

  • 100 gramos de Aloe Vera (descacha la hoja y sacale el gel)
  • 110 gramos de aceite de coco en estado sólido, si no está solido colocalo en la heladera para que solidifique.
  • Aceite de rosa mosqueta.

Preparación

En un recipiente pequeño colocá el aceite de coco y el aloe vera, batí con un tenedor o con la batidora por 5 minutos. Si te parece que la mezcla está muy espesa ponele un chiqui de aceite de oliva extra virgen; luego adiciona  unas cuantas gotitas del aceite de rosa mosqueta y mezclá todo.

Conservá este gel en un recipiente de vidrio, en un lugar seco, a temperatura ambiente y que no sea expuesto al sol.

Aplicá el gel sobre la piel dañada después del baño, masajeando suavemente de forma circular, dejá actuar por 15 minutos antes de vestirte. Vas a ver que en pocas semanas tu piel estará recuperada y radiante.