Formas de reducir la hinchazón de pies durante el embarazo

Por fortuna, la hinchazón en los pies es completamente normal, y existen muchos remedios seguros y naturales que puedes probar en tu hogar para sentirte más cómoda reduciendo la hinchazón.

Sin embargo, si la hinchazón se produce rápidamente y no se alivia con remedios simples, o si está acompañada de visión borrosa o dolores de cabeza, busca atención médica de inmediato, ya que estos pueden ser síntomas de preeclampsia  o presión arterial alta.

Veamos algunas opciones naturales que te ayudarán a reducir la hinchazón de los pies durante el embarazo:

Consume mucha proteína, cantidades adecuadas de sal y otros nutrientes esenciales 

En el tercer trimestre de embarazo, las mujeres pueden llevar 9 kilos adicionales de líquido. La hinchazón es un resultado natural y común de este aumento de líquido.

Los minerales y los nutrientes esenciales afectan directamente la manera en que tu cuerpo procesa todo ese líquido extra.

Evita alimentos envasados y procesados, que contienen elevadas cantidades de sal, y en su lugar opta por alimentos integrales y sal marina sin procesar, los cuales tienen todos los nutrientes y minerales buenos que te ayudarán a mantener el equilibrio óptimo de electrolitos y prevenir o reducir la hinchazón.

Bebe té de diente de león y ortiga

Bebe de 1 a 2 tazas de té infundido con ortiga y diente de león para ayudar a equilibrar los electrolitos en el cuerpo y mejorar la circulación.

Consume alimentos ricos en potasio

El potasio es un mineral que ayuda a mantener la proporción de agua y sal en tu cuerpo. Los alimentos ricos en potasio incluyen aguacate, plátanos, higos, cebollas, lechuga romana, apio, berros, melaza, perejil, papaya, ruibarbo, kiwi, alcachofa, algarroba, jugo de ciruela, tomates secos, espinaca, col, rúcula, eneldo y endibia.

Disminuye la cantidad de cafeína

Al ser la cafeína un diurético, esta aumenta la micción, lo que lleva a la retención de líquidos y a la deshidratación. Puedes reemplazar la cafeína con una taza de té de menta o manzanilla, que contienen bastantes minerales beneficiosos, incluyendo el potasio.

Eleva los pies

Eleva tus pies durante 25 minutos, 4 a 5 veces al día. Usa cojines para levantar los pies ligeramente por arriba del nivel de tu corazón para que la sangre y el líquido regresen al corazón, aliviando así la inflamación en las extremidades inferiores de tu cuerpo.

Acuéstate sobre tu lado izquierdo

Ya sea descansando o durmiendo, acostarte sobre tu lado izquierdo puede aumentar la circulación en tu cuerpo, ayudando a reducir la inflamación en tus pies.

Haz ejercicio diariamente

El ejercicio diario (30 minutos aproximadamente), como el yoga suave, ayuda a mantener la circulación de la sangre y los líquidos por todo el organismo, evitando que se asienten en los pies.

Toma baños de pies con sal de Epsom

Remoja tus pies en un envase con ½ taza de sales de Epsom  y agua tibia. Puedes hacer esto todas las noches. Si lo deseas, puedes agregar un par de gotas de romero, lavanda, rosa, o aceite esencial de gaulteria.

Masajes de pies con aceite de árnica

El árnica puede ayudar a aliviar dolores de articulaciones y dolores musculares. Ya sea tu amiga, pareja o masajista, asegúrate de que no presionen demasiado en ciertos puntos.

Todo lo que necesitas es un suave masaje en los pies para que estos absorban el árnica y esto te ayudará a reducir la hinchazón de los pies durante el embarazo.

Déjanos tu comentario