Estoy a dieta pero no adelgazo

Una vez que decidimos ponernos a dieta, tenemos que ponernos las pilas y hacer todo como se nos manda hacer, pero, existen un montón de hábitos y errores que cometemos y que creemos que eso no tiene nadita que ver cuando nos damos cuenta que a pesar de estar dos semanas a dieta ¡no bajamos ni un gramo! y nos preguntamos ¿porqué será?  Sí, no te hagas la tonta que algo no estás haciendo bien gordi.

Una de las primeras cosas que tenemos que parar de comer son los postres. Si comemos un postrecito chiquitito nomás, después de todas las comidas, ese postrecito tiene un montón de calorías y éstas se van a juntar con las calorías de la comida, y vas a tener un montón de calorías todas juntas. Si, porque o sea, para tu cuerpo el postrecito es nada más y nada menos que una continuación de la comida y no diferencia una cosa de la otra porque te estás comiendo todo junto. Entonces, en vez de comerte todo de una vez, dejá el postre para tu merienda. Juro que haciendo esto vas a adelgazar.

Otra cosa que hacemos mal también es no tomar agua. Cuando no tomamos toda el agua que necesitamos, el cuerpo retiene cualquier líquido que tomemos y nos hinchamos. A veces no es que estamos gordis nomás, estamos hinchadas por esa retención ya que tu cuerpo cree que te vas a deshidratar. En cambio, cuando tomamos bastante agua, pilla, y ya no retiene… ¡chau hinchazón!

Los caramelos, ¡ahhhhhhhhh los caramelos!, si sos de las que les gusta un caramelito entre las comidas te digo una cosa, ¡no los comas! ¡tiralos a todos! (soy adicta a los caramelos…) Aunque no creas, esos caramelitos tienen 10, 15 y hasta 20 calorías, y nunca comemos solo unito, si no que nos comemos un montón y al final del día ya comimos casi 200 calorías o más, ¡y después lo que vamos a sufrir para perder todo eso!

Sal. Sí, a nosotros nos encanta las sal, cuanto más salado “más mejor” verdad, ¡pero no! La sal también hace que retengamos líquidos y nos hinchemos, tenemos que aprender a usar menos sal, y acuerdensé que además, sal en exceso  puede aumentar la presión. Aprendé a sentir los sabores de los alimentos, ¡no hace falta tanta sal!

Comer productos light. Sí señoras, no porque sea light nos podemos empanturrar, porque como que es light creemos que podemos comer todo lo que queremos y no va a pasar nada. ¡Error! tipo si te comés 5 barritas de chocolate light, va a ser lo mismo que comerte una barrita de chocolate normal, o sea amiga, si te pasás comiendo cositas light todo el día en buenas cantidades, ¡olvidate, no vas a bajar ni un gramo!

Comer alimentos que supuestamente adelgazan. Gordi, los alimentos no adelgazan porque tienen calorías, lo que los alimentos pueden hacer es acelerar tu metabolismo que es algo que sí te va ayudar a adelgazar,  acordate, ¡no existen alimentos milagrosos que te van a adelgazar!

Quedarte en ayunas. No chicas, porque cuando hacemos eso nuestro cuerpo pues cree que estamos en un desierto sin comida y que capaz no sobrevivamos (si, exagerado el tipo) entonces nuestro cuerpito va almacenar energía en la forma que le sea más conveniente, ¡y eso es grasa!, o sea, comer con frequencia es lo ideal para deshacerte de los flotadores, ¡pero no te comas todo!

Ahora que ya sabés qué estás haciendo mal, ¿qué tal hacer las cosas bien gordi?

Déjanos tu comentario