Es hora de reciclar

Hoy compartimos contigo unas cuantas ideas sencillas que lograrán grandes cambios en cualquier ambiente de tu hogar. Antes de tirar algún objeto que ya no utilices, pensá si ya no es posible darle una segunda vida, reciclándolo para decorar tu hogar.

De tarro para salsa a portavelas

Los tarros para salsa, café o mayonesa pueden reciclarse convirtiéndolos en hermosos portavelas, brindando así un ambiente encantador “a la luz de las velas”. Sólo necesitas una vela que pueda caber dentro del frasco, pueden ser velas normales, perfumadas o incluso las de té, un poco de alambre de aluminio para hacer un colgante y algún otro elemento decorativo, como cintas, encajes (también reciclados) o pintura para vidrio.

Otra opción interesante, son utilizar estos tarros para las velas flotantes, donde podés decorar el fondo del frasco con piedras pequeñas o piedras de cristal de colores. ¡La creatividad es el límite!

Cajas de madera

Como ya es bien sabido, la tendencia actual está marcada por el uso de cajas de madera. Éstas se adaptan a cualquier ambiente y brindan un sin fin de posibilidades. Por lo general se utilizan las cajas de pino en las que se transportan frutas y verduras. Con una buena lija, un barniz o la pintura del color de tu preferencia, se pueden hacer maravillas como por ejemplo:

– Mesas de centro: dependiendo del tamaño de tu caja, podes utilizar una o varias boca abajo o en diferentes posiciones según el uso que le quieras dar.
– Estanterías: Con varias cajas, podés crear una estantería que sirva tanto para adornos como para libros e incluso para los juguetes de los niños en sus habitaciones.
– Bandejas o porta objetos: Desde la cocina hasta la habitación, pasando por todas las habitaciones, e incluso el patio, estas pequeñas cajas pueden servir para guardar los utensilios de cocina, el maquillaje, para servir comida y bebidas o incluso para guardar pequeñas macetas.
– Camas para las mascotas de la casa: para los mimados de la casa, se pueden hacer camitas personalizadas con los colores a elegir y el nombre de cada mascota, sólo hay que agregar un colchoncito o almohada en su interior.

Latas

¿Quién no recuerda haber visto en la casa de las abuelas esas macetas hechas de latas recicladas? Hoy están de vuelta con todo. Sólo tenés que volver a pasar el abrelatas por el borde una vez que la lata esté vacía para evitar cortes con los bordes. Las latas se pueden pintar y decorar a tu gusto. Para usarlas de macetas les podes hacer un agujero en la base y luego rellenar con piedras y encima la tierra y la plantita decorativa.

Estas latas también pueden servir de portalápices sobre cualquier escritorio.

Déjanos tu comentario