Enfermedades por el calor

Las emergencias o enfermedades por el calor son causadas por lo general por exposición al calor y al sol extremos. Estas enfermedades pueden ser prevenidas siendo cuidadosas en climas cálidos y húmedos, como el de nuestro país.

Los problemas por el calor pueden ocurrir debido a las altas temperaturas y a la humedad.

Podés ser más propensa a sentir los efectos del calor si:

  • No se está acostumbrada a las altas temperaturas o a la alta humedad.
  • Niños y adultos mayores pueden ser más afectados.
  • Se sufre de alguna enfermedad.
  • Obesidad
  • También está haciendo ejercicio. Incluso una persona que está en buena forma puede sufrir enfermedades por el calor si ignora las señales de advertencia.

Los siguientes factores hacen que sea más difícil para el cuerpo regular su temperatura y llevan a que sea más probable una emergencia por calor:

  • Consumo de alcohol antes o después de una exposición al calor o a humedad alta.
  • No consumir la cantidad suficiente de líquidos cuando se está activo en días más calurosos o de altas temperaturas.
  • Cardiopatía.
  • Ciertas medicinas, como por ejemplo: betabloqueadores, diuréticos, algunas medicinas usadas en el tratamiento de la depresión, la psicosis o el trastorno de hiperactividad por déficit de atención (TDA).
  • Problemas con las glándulas sudoríparas.
  • Usar demasiada ropa.
  • Los calambres por el calor son la primera etapa de la enfermedad ocasionada por calor. Si no se tratan estos síntomas, puede conducir al agotamiento por el calor y luego insolación.

La insolación acontece cuando el cuerpo ya no es capaz de regular su temperatura, y esta sigue aumentando. La insolación puede causar shock, daño cerebral, insuficiencia de órganos e incluso la muerte, así que mucha atención.
Los síntomas preliminares de la enfermedad por el calor incluyen:

  • Calambres musculares y dolores que se presentan más comúnmente en las piernas o en el abdomen
  • Sudoración profusa
  • Fatiga
  • Sed

Los síntomas tardíos del agotamiento por el calor incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos y aturdimiento
  • Debilidad
  • Náuseas y vómitos
  • Piel húmeda y fría
  • Orina turbia

Los síntomas de la insolación incluyen:

  • Fiebre: temperatura por encima de 40°C
  • Comportamiento irracional
  • Confusión extrema
  • Piel seca, caliente y roja
  • Respiración rápida y superficial
  • Pulso rápido y débil
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento

Si usted crees que una persona puede tener enfermedad o emergencia por calor:

  1. Procurá que la persona se acueste en un lugar fresco y levantale los pies unos 30 centímetros.
  2. Aplicale compresas húmedas o frías (o agua fresca directamente) sobre la piel y usá un ventilador para bajarle la temperatura corporal. Colocale compresas frías en el cuello, la ingle y las axilas.
  3. Si la persona está despierta, dale algo para tomar en sorbos (puede ser gatorade o similar) o prepará una bebida con sal agregando una cucharadita (6 gramos) de sal en un1 litro de agua. Dale media taza (120 mililitros) cada 15 minutos. El agua fresca será suficiente si no hay disponibilidad de bebidas saladas.
  4. Para los calambres musculares, dale las bebidas que ya mencionamos y masajeale suavemente los músculos afectados, pero con firmeza, hasta que se relajen.
  5. Si la persona muestra signos de shock (como labios y uñas azulados y disminución de la lucidez mental), comienza a tener convulsiones o pierde el conocimiento, hay que llevarla de urgencia a un hospital.

Lo que nunca debés hacer con una persona con una emergencia por calor:

  • NO le dés medicamentos que se utilizan para tratar la fiebre, como ácido acetilsalicílico (aspirina) o paracetamol porque, en lugar de ayudar, pueden ser más dañinos.
  • NO le des tabletas de sales efervescentes, tipo alka seltzer.
  • NO le des líquidos que contengan alcohol o cafeína, ya que será más difícil para el cuerpo controlar su temperatura interna.
  • NO apliques alcohol antiséptico sobre la piel.
  • NO le des nada por vía oral (ni siquiera bebidas saladas) si está vomitando o está inconsciente.

Como siempre lo recomendable es prevenir antes que curar por eso necesitás tener en cuenta los siguientes puntos.

  • Averiguá cómo estará la temperatura durante todo el día cuando vayas a estar al aire libre.
  • Asegurate de que tendrás suficientes líquidos para beber.
  • Averiguá si hay sombra disponible en el lugar a donde vayas.
  • Aprendé los signos tempranos de enfermedades por el calor.
  • Usá ropas sueltas, ligeras y de color claro.
  • Descansá con frecuencia y buscá la sombra cuando sea posible.
  • Evitá el ejercicio o la actividad física fuerte al aire libre cuando hay mucha humedad y calor excesivo.
  • Tomá muchos líquidos todos los días. Tomá mayor cantidad antes, durante y después de la actividad física
  • Tené especial cuidado para evitar el sobrecalentamiento si estás tomando medicamentos que alteran la regulación del calor o si tenés sobrepeso.
  • Tené cuidado con el calentamiento dentro de los autos en el verano. Dejá que el auto se enfríe antes de subirte (en lo posible).